lunes, 29 de mayo de 2017

143 Nucaban: Senda de las Pesquerías Reales, La Granja de San Ildefonso - Puente de la Cantina

Mapa de la ruta


Powered by Wikiloc

Comentario

Vamos a realizar una de esas rutas que no te puedes perder. Se trata de la Senda de las Pesquerías Reales. Una senda construida con grandes piedras a lo largo del río Eresma en época del Rey Carlos III. Parece ser que este señor, tenía mucha afición por la pesca, así que le arreglaron toda la ribera del río desde La Granja de San Ildefonso al Puente de la Cantina. 

Esta ruta se puede realizar en familia y en los dos sentidos. Es mucho más fácil hacerla bajando desde el Puente de la Cantina. Vas a estar arropado continuamente por los bosques de Valsaín una maravilla. Aquí os pongo algunas rutas que he hecho por estos montes.

Nosotros hemos elegido hacer la ruta en el sentido de subida, tampoco la vas a notar mucho, pues vas subiendo con el río. Salimos desde el puente junto al Embalse del Pontón Alto, donde el grupo de Nucaban paso por aquí haciendo esta ruta, 126 Nucaban: La Granja de San Ildefonso a Segovia ( 8ª Etapa Camino de Santiago Complutense Alcalaíno) que esta a la Salida de la Granja de San Ildefonso. Hay una zona de parking donde poder dejar el coche. Pasamos una pequeña puerta y estamos ya junto a las aguas del embalse, justo al pasar vemos un pequeño mirador desde el que se puede ver al fondo Peñalara. 




Ahora nosotros vamos a ir siempre buscando en lo posible la orilla del río Eresma. Vamos viendo a nuestro paso, restos de lo que fue esa antigua senda. Hay grandes bloques de piedra junto al río, por los que se puede caminar fácilmente. 

Llegamos a la cola del embalse y ya sentimos la corriente del río que baja bravo de las montañas. Un río que esta formado por la unión de los arroyos del Telégrafo y Minguete. A nuestra derecha hay una pequeña pradera donde en medio hay una fuente llamada del Cura, hoy en día seca. 



En algunos tramos del río, la senda se estrecha por el terreno por el que pasa. Llegamos a una antigua mini central eléctrica, al lado vemos como hay pequeñas cascadas junto a la senda, producidas por fugas en un canal que tenemos junto a nosotros. Subimos unos pequeños escalones 



Pasamos por uno de los ojos del Puente del Anzobero. Esta zona la verdad que esta muy encajonada, hay grandes lanchas de piedra a nuestro paso.



Llegamos ahora al Salto del Olvido, curioso nombre esta junto al pueblo de Valsaín. Se creo para proporcionar energía eléctrica a Valsaín y la Pradera.


Vemos como en el horizonte el cielo se cierra y quiere amenazarnos con caernos una tormenta. Nos damos un poco deprisa para acercarnos a un bonito puente que se haya a la entrada del pueblo de Valsaín, donde paramos a almorzar.



Después del descanso entramos por las calles de este pequeño pueblo, donde existen los restos de lo que iba a ser el Palacio Real, pero que debido a un incendio, se decidió cambiar la ubicación por la actual en la Granja de San Ildefonso.





Junto al puente hay un muro y una puerta en el para acceder a las praderas que hay junto al río. Vemos manadas de caballos junto a sus potrillos en las bonitas praderas.



Vamos a cruzar por un puente a la margen derecha, llegamos a las ruinas del Puente de los Canales, hoy en día en la zona hay una especie de represa que hace las delicias de los vecinos en verano, pues un lugar donde poder darse un chapuzón.



Abandonamos el lugar y cruzando una pradera vemos en medio otra fuente llamada del Cañito de San Pedro, pero igualmente seca. Llegamos a un muro que cruzamos por un paso y justo al otro lado nos espera una verdadera joya de la ingeniería, un antiguo acueducto, que se construyo para traer las aguas de la zona de Peñalara a lo que iba a ser el Palacio Real. Hoy en día aún se conserva bastante bien.



Pasamos por dos puentes de madera a la otra orilla. Pasamos por la otra orilla donde se encuentra el área recreativa de Los Asientos. Nos encontramos con otro bonito puente de piedra, el de Navalacarreta, es gracioso las dos ultimas veces que pase por allí, lo tuve que rodear pues había caballos dentro.



Se oye rugir al fondo el agua, nos encontramos muy cerca del área recreativa de la Boca del Asno. Se trata de unas pequeñas cascadas que van haciendo las pozas encajonadas en un pequeño barranco. Subimos por unas escaleras para llegar a la zona donde se encuentran.






En esta zona recuerdo haber venido yo cuando era un niño. Caminando nos llevamos una sorpresa al ver grabado en una enorme piedra una corona real.



Llegamos a la zona llamada de los Vadillos. Aquí desemboca el arroyo de Minguete por donde nos vamos a desviar para llegar a otra joya, llamada los Baños de Venus.






Aquí nos quedamos a comer y a disfrutar de sus frías aguas. El grupo de Nucaban se reparte entre las piedras para dar cuenta de las viandas que han traído cada uno. Hay una fuente al lado, y esta si lleva agua.



Nos despedimos de este bello lugar, deseando volver de nuevo. Volvemos sobre nuestros pasos hacia el río Eresma, seguimos subiendo cerca de su orilla y nos encontramos con un original paso. Se trata de dos enormes piedras, que han hecho una especie de túnel por el que pasamos. 



Subimos un poco para tomar un sendero que nos hará cruzar otra puerta que nos lleva al Puente de la Cantina, final de nuestra ruta. Deseo que disfrutéis con esta preciosa ruta.


Vídeo de la ruta





Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte: Se llega a la estación de autobuses de Segovia, y desde allí sale el que viene hacia la Granja de San Ildefonso, la Sepulvedana también para directamente en el pueblo.

Caballeros participantes: Antonio, Fermín, Amador, Román.


Nivel de dificultad:  Fácil

Distancia: 14 km
Desnivel + 220 metros    Desnivel -  14 metros
Tiempo total:  6h 39'
Tiempo en movimiento:  4h 23'
Tiempo parado:  2h 16'
Velocidad media total:  2,11 km/h
Velocidad media en movimiento:  3,2 km/h
Ritmo medio total por km:  28:32 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  16:30 min/km
Índice IBP Index:       Informe





Otras rutas por la zona:

 


Descargar Track ruta GPX aquí