jueves, 17 de diciembre de 2015

117 Nucaban: Colonia Jardín a Príncipe Pío por Casa de Campo y Cerro Garabitas

Mapa de la ruta







Comentario



Es una fría mañana de finales de otoño y los Nuevos Caballeros Andantes se han dado cita en la Estación de Metro de Colonia Jardín, con la intención de dar un recorrido por la Casa de Campo hasta el Intercambiador de Príncipe Pío, en el sentido de las agujas del reloj, siempre pegados al muro de delimitación del parque público.

Había motivos de celebraciones, la Navidad de 2015 estaba próxima, que todos gozamos de buena salud y sobre todo porque estaba preparado el gran acontecimiento del año para el grupo: el nombramiento de dos nuevos caballeros andantes que ya han demostrado que son acreedores a ello por su simpatía, solidaridad, buen humor y todos las virtudes que adornan a los valientes caballeros andantes modernos. Para empezar con fuerza, lo primero que hacemos es tomar un café con churros y porras en la churrería Olivares. Hay que resaltar el buen humor, simpatía y agrado de las personas que nos atendieron, así como la excelencia de las porras y churros de dicho establecimiento situado en la calle Galicia. Volveremos. Comenzamos a caminar en la calle Fuentesauco, hasta la entrada del metro. Ascendemos por una escaleras y por la calle Ayllón llegamos hasta el Cordel de la Merinas y entramos a la Casa de Campo por la Puerta del Zarzón. Giramos a la izquierda y el numeroso grupo de hoy se va disgregando en grupos de dos o tres caballeros que “cabalgan” sobre sus botas en animada conversación. Seguimos avanzando, siempre al lado del muro, dejando a nuestra derecha el Cerro del Espinillo. La puerta de Rodajos nos indica que hemos llegado a la urbanización de lujo de Somosaguas, que se nos va quedando a nuestra izquierda siempre.
Pasamos al lado del nacimiento del arroyo de la Zarza y llegamos a la Puerta de Humera. Giramos a nuestra derecha para acercarnos al Cerro de Garabitas, lugar que han elegido los novatos para la gran ceremonia de nombramiento.

El sitio nos encoje el corazón al pensar la gran cantidad de personas que murieron en otro tiempo, por la locura de unos pocos y un patrioterismo mal entendido. Por eso nuestro recuerdo a todos aquellos inocentes que dieron su vida para el beneficio de los de siempre. Actos lúdicos como el nuestro, preñados de risas, abrazos, vivas a la vida y alegría desbordante, vienen a redimir este paraje de barbaries inútiles. Tampoco olvidemos que estamos en un otero privilegiado para disfrutar de las vistas de Madrid al completo. Nos encontramos a casi ochocientos metros de altitud y podemos dominar con nuestra vista todo lo que la calima contaminante que hay en estos momentos nos permite.

Retornamos hacia la tapia para continuar nuestro recorrido por Casa Quemada y cruzar el arroyo Antequina por el Puente de las Siete Rejas. Coronamos el Cerro de las Covatillas y pasamos las vías de Cercanías. Ahora el camino es un poco más ruidoso porque vamos al lado de la M-500 o Carretera de Castilla, incluso salimos unos metros al arcén, para luego, volver a cruzar las vías, esta vez por un pequeño túnel. Coincidimos de nuevo con la Cañada de las Merinas y cruzamos la M-30 por un paso elevado para llegar al Polideportivo José María Cagigal. Pasamos al otro lado del río Manzanares por el Puente de los Franceses para ir descendiendo por la calle de Aniceto Marinas, que así se llama la margen izquierda del río. Ahí vemos la ermita de San Antonio de la Florida, pasamos debajo del Puente de la Reina Victoria. Al llegar a unas escaleras nos incorporamos al paseo de la Florida y damos nuestro recorrido por terminado en el lugar que teníamos pensado.
Como es Navidad, hemos reservado mesa para comer todos juntos en La Tasca, restaurante situado justo enfrente del intercambiador, en el número 21 del paseo de la Florida. Fuimos muy bien atendido por el personal.

Ruta sencilla que se puede hacer en cualquier época del año incluso con niños porque no hay dificultades orográficas dignas de mención.



Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte: Salimos desde la estación de Metro de Colonia Jardín y el regreso lo hacemos desde Príncipe Pío, donde existen muchos medios de transporte público.


Galería de fotos








Vídeo de la ruta








Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Amador, Manolo, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.


Nivel de dificultad:  Fácil    

Distancia:  16,2 km
Tiempo total:  4h 13'
Tiempo en movimiento:  3h 48'
Tiempo parado:  24'
Velocidad media total:  3,86 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,28 km/h
Ritmo medio total por km:  15:57 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  13:22 min/km
Indice IBP Index:  47





Descargar Track ruta GPX aquí

miércoles, 9 de diciembre de 2015

116 Nucaban: Cañón del Río Aulencia Circular desde Colmenarejo pasando por la Mina Antigua Pilar

Mapa de la ruta







Comentario


La mañana es fresquita pero despejada. Los Nuevos Caballeros Andantes se dan cita tempranera en la entrada del Campus de Colmenarejo de la Universidad Carlos III.
Doctorados están ya en la Universidad de la vida pero con muchas ganas de seguir aprendiendo, pues su curiosidad es insaciable.
La aventura sin par, hoy nos llevará, en principio, a visitar la Antigua Mina del Pilar y rápidamente tomamos la colada del Molino. Cuando hemos recorrido unos quinientos metros, a la altura del Cercado de los Pinos, giramos a nuestra izquierda y nos adentramos por la Colada del Cerro que sin dejarla llegamos a nuestra primera sorpresa que no es otra que la Antigua Mina de Cobre del Pilar, puesta en funcionamiento por una compañía inglesa en el último tercio del Siglo XIX y abandonada en la segunda decena del Siglo XX. Tiene un panel explicativo que ha sido colocado recientemente y nos informa correctamente. Gracias a quien proceda.
Un poco más adelante, nos encaramamos en un otero precioso para quedarnos con la boca abierta por las vistas que podemos contemplar y porque aún queda un pozo abierto, como ejemplo de lo que en otro tiempo fueron explotaciones de mineral de cobre, por toda esta zona.
Hacemos un descenso vertiginoso y dejamos el camino para adentrarnos campo a través en dirección al arroyo de la Picaza y cruzarlo por un lugar que en su día, debió ser, un pequeño huerto y ahora es una frondosa praderita.
Ascendemos por el Madroñal y el camino nos va llevando hasta el descansadero de los Rasos del Madroñal.
Giramos a nuestra izquierda en el primer cruce que nos encontramos y tomamos la vía pecuaria.
Al llegar a una antigua cantera, tomamos el camino de la derecha, aunque cualquiera de los dos nos lleva a mismo lugar: La escuela de vuelo civil que hay en el punto en que ambos caminos convergen.
Cruzamos el camino de la Venta de San Antonio, el barranco de Valbellido, el arroyo de la Plata y tomamos en dirección contraria al sentido que llevamos. Una pequeñísima vereda nos pone en la colada de Cabeza Aguda que ya no dejaremos hasta el río Aulencia. El ambiente de la dehesa nos retrotrae a nuestros tiempos más juveniles cuando disfrutábamos correteando en la dehesa extremeña.
El cerro Cabeza Aguda nos contempla desde sus casi 800 metros, pero los componentes de la aventurera expedición no quieren perderse las excitantes escenas que les quedan por vivir en directo.
Pegados al vallado de una finca a nuestra derecha y a nuestra izquierda la pequeña corriente del río Aulencia, continuamos por el pequeño sendero e incluso giramos a nuestra derecha unos metros en una pequeña cuesta, para rápidamente girar a la izquierda y alejarnos de la maleza que nos prohíbe el paso por esta zona.
El camino está colgado en mitad de una pendiente tremenda, con cortados de más de cien metros, que hacen que el corazón de estos avezados ruteros se encoja de emoción.
Los cantos rodados, los enebros, algunos riscos que nos sirven de atalaya, son la delicia soñada de cualquier senderista.
Nos cruzamos con un experto ciclista, (hay que serlo para no caer por el precipicio), subiendo por una pendiente que nosotros tenemos que descender haciendo zetas para llegar a una de las varias pozas naturales que forman la corriente. Nuestra mirada se vuelve hacia arriba admirándonos del cañón natural ten hermoso que hoy tenemos la dicha de recorrer.
Llegamos a la presa vieja y tomamos las fotos de rigor, hoy nuestro fotógrafo luce la sonrisa feliz del que ha encontrado el filón soñado por todo fotógrafo, aunque sea aficionado.
El ascenso es duro pero llevadero por la Colada del Molino Sopas nos va llevando entre dehesas con ganado bravo, que tampoco tenemos la dicha de poder ver, aunque hubiera sido de lejos, porque de cerca los morlacos dan tanto respeto que, los duros caballeros no soportarían su miedo.
Atrás quedan los parajes de La Vinasquera, El Betunal o La Fundición, cuando de nuevo llegamos al Cercado de los Pinos y ya podemos ver la meta.
Esta ruta nos deja un recuerdo muy agradable y deploramos la no presencia del caballero Frank y otros ausentes. Acabamos cansados peros satisfechos.
Ruta para hacer en cualquier época del año, aunque no hay fuentes, pero la abundante vegetación hace que las inclemencias se sobrelleven mejor.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte:  Se llega en el autobús 631, que sale desde el intercambiador de Moncloa que te deja en la última parada, junto a la Universidad de Carlos III en Colmenarejo, la vuelta la haremos en el mismo autobús. 


Galería de fotos




Vídeo de la ruta







Caballeros Participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Amador, Manolo, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.



Nivel de dificultad: Media

Distancia:  18,5 km
Desnivel +  396 metros  Desnivel -  407 metros
Tiempo total:  5h 30'
Tiempo en movimiento:  4h 59'
Tiempo parado: 30'
Velocidad media total:  3,3km/h
Velocidad media en movimiento:  3,7 km/h
Ritmo medio total por km:  17:47 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  14:34 km/h
Indice IBP Index:  58




 
Direcciones de interes

Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno.
El Guadarramista Río Aulencia



Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 5 de diciembre de 2015

Navacerrada Embalse de la Maliciosa, Navacerrada, Alto del Hilo y Cerro de las Cabezas

Mapa de la ruta







Comentario


Una ruta sencilla subiendo a alguno de los cerros que rodean al embalse de Navacerrada y acercándonos al embalse de la Maliciosa en la Barranca. En esta ruta Navacerrada Dehesa de la Golondrina subimos a alguno de sus Cerros.

La ruta comienza en el pueblo de Navacerrada, cerca de la parada del autobús 691, en un cruce de caminos, por un lado nos viene el GR 10, Camino de Santiago, y nosotros volveremos por el paseo de La Longera, que queda a nuestra espalda. Subimos por la Calle de la Longera, hasta llegar a la Carretera M-607, la cruzamos y en frente nos espera una Vía Pecuaria, seguimos por ella durante un pequeño tramo. Nos vamos a desviar a la derecha por un sendero que indica a la Presa del Baño, donde veremos una pequeña cascada formada en el Río Navacerrada. 




Después de un pequeño descanso para recrearnos en el lugar, proseguimos hasta llegar a un paso canadiense, lo cruzamos, estamos muy cerca de la Zona llamada de La Barranca, que llegaríamos si siguiéramos el río Navacerrada hacia el Norte. Nosotros comenzamos poco a poco a subir para llegar al embalse de la Maliciosa, en el camino nos encontramos con una fuente donde poder refrescarnos. Pasamos una cancela  y en este punto la pista sigue subiendo un poco para llegar hasta el embalse, es pequeño, se reflejan en sus aguas la Majestuosa Maliciosa, una bonita montaña.




Después de una pequeña parada para almorzar, bajamos de nuevo por donde subimos hasta llegar a la cancela, ahora la tomaremos según bajamos a la izquierda, Es una buena pista, con un fuerte desnivel de bajada. La abandonamos a nuestra derecha antes de llegar abajo, donde vemos una pequeña urbanización y al poco nos encontramos con otra fuente. Ahora el sendero se estrecha, pero es muy agradable el paseo por esta zona, llena de jaras y grandes canchales con diversas formas, que cada uno, puede imaginar a su antojo. 




El sendero va a enlazar con el GR 10 y Camino de Santiago, justo al llegar al Arroyo de la Angostura, lo vadeamos en esta ocasión sin problemas, pues no lleva agua.




Ahora subimos cercanos a la carretera M-607, que un poco más arriba, tras pasar por una puerta deberemos cruzar, el GR 10, va hacia la derecha a Navacerrada pueblo, nosotros vamos un poco por el arcén a la izquierda, para salir a nuestra derecha, hacia la entrada al Alto del Hilo. Subimos por una buena pista, giramos a la izquierda y seguimos ganando altura, Llegamos a la altura de unos depósitos, en este punto giramos a la derecha, para subir un poco campo través, siguiendo una sendera, hasta lo alto de la cima, donde se encuentra el Alto del Hilo. Una vez allí, vemos como tenemos ante nuestros pies, el pueblo de Navacerrada y su embalse, y a otro lado en frente la Bola del Mundo y la Maliciosa, un buen lugar para disfrutar de sus vistas. 
 

Proseguimos nuestro caminar por un pequeño sendero que nos deja en una especie de collado que separa al Cerro de las Cabezas. Hay un cruce de caminos vamos un poco de frente, y vemos un paso lo cruzamos y dejamos a nuestra izquierda la alambrada. Al poco nos desviamos por una sendera a la izquierda para subir al pequeño puesto de piedra que vemos en lo alto. Una vez allí, vemos mucho mejor el embalse de Navacerrada.



Ahora toca bajar del Cerro de las Cabezas, por donde lo subimos hasta la cancela que pasamos. En este cruce ahora lo tomaremos a la derecha, para rodear el Cerro por su izquierda, bajamos para llegar a una carretera la M-861, antes tendremos que pasar bajo una pequeña alambrada o subir por ella, no tiene mucha complicación. 

Una vez en la carretera, nos vamos hacia el Embalse de Navacerrada. Pasamos primero por una puerta y cuando podemos nos bajamos hacia el embalse, para caminar junto a él, te da la sensación de estar en una playa. El paseo es encantador, con la luz del atardecer.


Llegamos a la altura de la desembocadura del río Navacerrada, ahora esta bajo, y su cruce es más sencillo, me imagino que cuando lleve mas agua, habría que subir un poco más arriba, para cruzarlo por algun paso. Una vez vadeado, buscamos la entrada a el Paseo de La Longera, es muy relajado y merece la pena disfrutar ese pequeño camino, al llegar al final del paseo, habremos llegado a nuestro final de ruta, deseo que disfrutéis de la ruta.




Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte: Vehículo propio, se puede realizar en transporte público en el autobús 691 que sale desde el intercambiador de Moncloa. .


Galería de fotos







 


Edelweiss participantes: Angela, Antonio.



Nivel de dificultad:  Media

Distancia:  13 km
Desnivel +  620 metros  Desnivel -  470 metros
Tiempo total:  6h 14'
Tiempo en movimiento:  4h 20'
Tiempo parado: 1h 53'
Velocidad media total:  2,1 km/h
Velocidad media en movimiento:  3 km/h
Ritmo medio total por km:  29:01 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  17:15 min/km
Indice IBP Index:  61





Descargar Track ruta GPX aquí

martes, 1 de diciembre de 2015

115 Nucaban: Galapagar por sus Ermitas, embalse de Valmayor y Navalquejigo

Mapa de la ruta







Comentario


Comenzamos nuestra ruta en la calle Cerro del Aire, frente a la Oficina de Correos de Galapagar.Tras dar buena cuenta del café con riquísimas porras y churros de la churrería Inés, con el cuerpo tonificado, nos ponemos en marcha con nuestro buen humor característico por la plaza del Caño, calles Ramona, Palomera y Pedriza, salimos definitivamente al campo y vemos a nuestra derecha la entrada a la Dehesa Vieja de titularidad pública.
A nuestra izquierda dejamos una gran urbanización y llegamos al cruce de la M-505, que hacemos tomando todas las precauciones posibles porque en ello nos va la vida.Caminamos un trecho dirección Colmenarejo por la Colada de las Latas, hasta que encontramos el Camino Real de Madrid o Cañada de las Merinas.
Visitamos la ermita de la Soledad, de reciente construcción y disfrutamos de las vistas que nos brinda el mirador hecho al lado con el panel explicativo de todo lo que vemos de sierra. Excelente idea.

Retomamos de nuevo el camino en dirección al pantano de Valmayor y disfrutamos en los oteros naturales, sobre todo nuestro fotógrafo oficial, el caballero Amador, cuyo objetivo plasma para la eternidad todo lo que nuestros ojos ven. El día es soleado y nada frío, poco a poco nos vamos despojando de las ropas de abrigo.
Ahora llegamos al pantano. Está muy bajo el nivel del agua y eso hace que podamos andar por zonas que normalmente están inundadas. Hay que tener en cuenta que lo normal, es que la ruta vaya por fuera de la valla de delimitación del pantano.
También podemos disfrutas y pasear por el Puente del Tercio, que no se ve, porque este monumento de bien cultural, que se ha “engullido” el agua y que nadie, hasta ahora, ha hecho nada por rescatarlo. Gracias a Chemarrama, otro caminante de los buenos, que nos indicó su existencia y por ese motivo decidimos hacer esta ruta de inmediato.

Encantados retomamos de nuevo nuestro camino en dirección a la Cañada Real Segoviana, para apartarnos a la izquierda y tomar el camino que nos lleva a las ruinas del antiguo asentamiento de Navalquejigo, que según la información que teníamos, (la Wikipedia hace milagros), ya pasaba Felipe II por este lugar cuando se estaba construyendo el Monasterio de San Lorenzo.
Nos salimos con pesar por la gran cantidad de caravanas habitadas que hay por todos los lados. No por que estén aquí, sino por lo sucio y mal conservado que esta todo, incluso han hecho una especie de iglú al lado de la fuente en lo que se intuye que fue una plaza.


Desde aquí nos fuimos a la estación de Cercanías de Las Zorreras, cuyas vías cruzamos por un subterraneo después de intentar pasar por otro lado, pero nos resultó imposible. Se puede evitar ese recorrido por el aparcamiento cruzando directamente por el paso de cebra que hay al lado de la parada del bus 661A. Las calles de Zamora y Toledo nos llevan hasta el puente que cruza las vías cerca de la estación de San Yago y retomar la Cañada Real Segoviana hasta la ermita del Cerrillo del SXV. Continuamos adelante para desviarnos a la izquierda por el camino de Colmenarejo, muy bien conservado, y entre encinas y vegetación de todo tipo, entramos en la Dehesa Vieja y la cruzamos hasta encontrar el camino que llevábamos de ida y retomarlo en sentido contrario hasta el punto de inicio.

Ruta preciosa que hicimos tomando parte de la que hizo en su momento Chemarrama, muchas gracias de nuevo, y que él no fue a las ruinas del Navalquejigo pero sí a la ermita de San Antonio de la Navata para terminar de nuevo en Galapagar.



Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte:  Se puede comenzar en Galapagar viniendo en el autobús 632 que viene desde el intercambiador de Moncloa, o al ser circular y pasar por las estaciones de Renfe de San Yago y las Zorreras desde cualquiera de ellas también. 


Galería de fotos



 


Vídeo de la ruta:






Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Frank, Amador, Carmelo.



Nivel de dificultadMedia

Distancia:  20,5 km
Desnivel +  216 metros  Desnivel -  132 metros
Tiempo total:  5h 31'
Tiempo en movimiento:  4h 59'
Tiempo parado:  32'
Velocidad media total:  3,72 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,12 km/h
Ritmo medio total por km:  16:10 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  13:08 min/km
Indice IBP Index:  54





Descargar Track ruta GPX aquí