sábado, 26 de septiembre de 2015

Cercedilla al Puerto de Navacerrada por Camorritos, Collado Albo siguiendo al tren, bajada por Camino del Calvario

Mapa de la ruta







Comentario

Una bonita ruta por los bosques de Cercedilla, descubriendo caminos de subida directa al Puerto de Navacerrada. Es una ruta que no tiene grandes dificultades, únicamente por su distancia y desnivel a salvar, que se va haciendo poco  a poco. El camino que tomamos para subir, es el que va más o menos paralelo a la vía del tren que sube a Navacerrada, un bonito paseo, recorriendo alguna  de sus antiguas estaciones, como Camorritos y Siete Picos.  La bajada optamos por el Camino de Calvario, un camino con una pendiente más suave. Antes de llegar, pasaremos junto a un árbol muy singular, “El árbol encadenado”.


La ruta la comenzamos al final de la  calle Manuel González Amezúa, a la cual se puede llegar en transporte público también, en el bus nº 2 que viene desde la renfe. También al principio de esta calle hay una parada de los autobuses interurbanos que llegan hasta Cercedilla. En este punto un poco más adelante existe un puente, sobre el río Navalmedio, por el que volveremos a la vuelta. Nosotros, nos dirigimos hacia la izquierda, para pasar por una puerta, en la que vemos las marcas blancas y rojas del Sendero de Gran Recorrido GR 10. Lo vamos a seguir un tramo hasta llegar a la estación de Camorritos, donde este sigue subiendo por el camino de las Encinillas a la Pradera Navarrulaque. Nosotros nos dirigimos hacia la estación, donde me fijo, que también hay una parada del bus local de Cercedilla. Pasada la estación, cruzamos las vías hacia la derecha para ir paralelos a ella. Nos encontramos una fuente, donde poder refrescarnos y llenar las cantimploras. Pasado más o menos 1 km, volveremos a cruzar la vías, hacia la izquierda, ya no volveremos a cruzarlas, hasta llegar al Puerto de Navacerrada. El camino se hace en medio de un verdadero bosque, es muy agradable el paseo por esta zona, nos encontramos con el río Pradillo, donde vemos una toma de agua para abastecimiento de Cercedilla.  Un poco más adelante nos encontramos con la estación de Siete Picos, da verdadera pena verla en ese estado.  Quisiera pensar y recordar como fue en sus tiempos, en los que los edificios que la rodean, estaban llenos de vida y ajetreo. Hoy en dia, unas simples ruinas, paramos a almorzar, deseando ver pasar algún tren, lleno de gente deseosas de llegar a su destino y disfrutar de la naturaleza. Al poco nos hacen el regalo deseado, vemos pasar y como el maquinista hace sonar su silbato tan característico a nuestro paso, la verdad que a mi me emociona, gracias señor maquinista. Seguimos nuestro caminar, ahora la pista  se torna en un pequeño sendero, en algunos lugares marcados por hitos de piedra, GRACIAS a todas/os que os molestáis por los demás.  Ya estamos cerca, cuando vemos pasar a una señora, bien mayor con un palo cojido del camino y unas simples zapatillas, nos quedamos sorprendidos, y le preguntamos “señora, cuánto queda para el Puerto de Navacerrada” a lo que contesta la señora “Un ratin” nos quedamos mirándonos perplejos jajaja mama mia lo que aún queda por delante. Seguimos subiendo, viendo a ratos ya la Bola del Mundo, La Maliciosa, Las Cabrillas. Un poco más adelante nos volvemos a encontrar con otra persona, y que curioso, nos pregunta, vosotros sois los del tren jajaja.  Se nota, que hay mucha gente, que hace este camino al revés, sube en tren para luego bajar cómodamente y relajadamente, hacia Cercedilla disfrutando de este precioso bosque. Al fin, ya vemos al fondo las primeras casas, que nos indican que estamos cerca, al fondo una barrera que nos da acceso al aparcamiento de la Venta de Arias, ya en el Puerto de Navacerrada. Subimos hasta él, para ver pasar a la gente, que subió a disfrutar del entorno. Cada uno, con su propio paseo a dar, unos andando otros en bicicleta. Bajamos un poco, para ir a comer a la Cantina de la Estación de Navacerrada, tomamos la Senda Arias, que nos deja en la misma estación. El tiempo está un poco nublado, se nota, que la gente no subió mucho, porque la cantina de la estación estaba casi vacía, vamos que podrías elegir a tu gusto donde sentarte, lo hicimos bajo techo, pues al poco, cayó una pequeña tormenta, que afortunadamente fue pasajera.


Después de una buena comida y haber descansado un poco, retomamos nuestro camino, ahora toca todo bajada, tomando el Camino del Calvario, que sale junto a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves a su izquierda. La bajada es muy cómoda, muy tendida y con un buen camino ancho. Pasamos junto a la Pradera de las Vaquerizas. Un poco más adelante, nos desviaremos a la derecha, para abandonar la pista por la que veníamos, esta llega hacia la zona del Ventorrillo. Nuestro camino va a encajonarse, junto al río de Navalmedio. En esta bajada, veremos una pequeña sorpresa del camino, se trata del “Árbol Encadenado” marcado como árbol singular de Madrid, es una bonita historia de un hijo hacia su padre. En el cual, veréis una frase, rodeando al árbol. proseguimos bajando. Justo abajo, nos viene por nuestra derecha el Camino de Whistler, por el que ya bajamos en nuestra anterior ruta, cuando subimos al Puerto de Navacerrada por la Senda Herreros. Pasamos de nuevo por otra gran pradera, se nota, que aquí hubo en sus tiempos campamentos para niños, y porque se habrá abandonado tan saludable práctica???  En un punto, abandonamos la gran pista por nuestra derecha, para tomar un sendero algo más estrecho, que nos llevará hasta el embalse de Navalmedio, pasamos por delante de él, y llegamos a una pista asfaltada. Seguimos unos cientos de metros y al llegar a un cartel a la derecha de un restaurante, nos desviamos  a la derecha para bajar por esta senda. Ya nos queda muy poco, vemos ya el pueblo de Cercedilla, un poco antes de llegar conectamos con el GR 10 y Camino de Santiago, cruzamos el puente sobre el río Navalmedio y terminamos, deseo que disfruteis de la ruta, saludos.



TransporteVehículo propio, se puede realizar en transporte público, llegando a Cercedilla bien en Renfe o en autobús, y hasta el inicio de la ruta hay una línea urbana de Cercedilla que nos deja en el inicio de la ruta, o bien desde la parada del bus.



Época recomendadaPrimavera, verano, otoño, invierno.



Galería de fotos







Nivel de dificultad       Dura


Distancia: 18,5 km Desnivel + 832 metros Desnivel - 760 metros Tiempo Total: 7h 32' Tiempo en Movimiento: 5h 40' Tiempo Parado: 1h 52' Velocidad Media Total: 2,46 km/h Velocidad Media Movimiento: 3,26 km/h Ritmo Medio por Km: 24:45 min/km Ritmo Medio en Movimiento por Km: 16:30 min/km Indice IBP Index: 89






Descargar Track ruta GPX aquí



jueves, 24 de septiembre de 2015

110 Nucaban: Alcala de Henares a Fresno de Torote (1ª Etapa Camino de Santiago Complutense Alcalaino)

Mapa de la ruta






Comentario

Primera etapa del Camino de Santiago Complutense. El grupo senderista NUCABAN, se dispone a iniciar una nueva temporada de rutas con la intención de llegar a Segovia por el Camino de Santiago Complutense. Después ya se verá si continuamos hasta Santiago que esa es nuestra intención. La primera etapa de nuestro camino la iniciamos, con nuestras credenciales de peregrino en la mochila, en la Catedral Magistral en la plaza de los Santos Niños. Continuamos por la calle San Felipe Neri, plaza de las Bernardas, Arco de San Bernardo, paseo de los Pinos, avenida de Daganzo y al legar a la Estación de Servicio giramos a la derecha en paralelo al arroyo Camarmilla. El periplo por la ciudad está perfectamente señalizado con las conchas colocadas donde deben estar y como deben estar. El primer problema se presenta al tener que cruzar la Autovia A-2. De momento la calle desaparece engullida por una carretera a la que hay que acceder superando un tremendo terraplén y cruzar por una vía para vehículos a motor sin paso para peatones, semáforo o algo que facilite el paso de los caminantes. Pasamos de una perfecta señalización a la nada en menos de cinco metros. Hay que jugarse la vida para poder cruzar por donde va el camino, pero no una, sino varias veces. Ya con esto tenemos ganada la Indulgencia Plenaria todo el grupo, no sabemos si la conciencia de quien corresponda la tiene tranquila. Decimos que quien corresponda porque ya nos perdemos entre tanta administración que hay y que a la hora de la atender a los ciudadanos todo el mundo está ausente, descontrolado o tratando de malversar los dineros de todos. Quede aquí patente nuestra indignación ante algo que debe servir para unir a las personas y que todo el mundo gane algo con el paso de los peregrinos y que a estos solo se les pone barreras. Ilusionados pensando que ya salíamos al campo y el camino sería plácido, se nos ponen cara de idiotas y los ojos como platos, cuando debemos dar un rodeo porque han puesto vallas porque están haciendo algo parecido a un parque, menos mal que la Vía Pecuaria no la han tocado. Pasamos delante de una estación eléctrica y continuamos hasta cruzar la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer por donde caminamos unos cien metros para de inmediato girar a la izquierda, dejando a esta mano la finca El Alamillo y a la derecha, la zona de LOS CUARENTA. Salimos definitivamente a campo abierto por la vereda de Camarma, salvamos la R-2 por un puente, cruzamos también la colada de Meco y ahora ya andamos por la vereda de Alcalá, que solo cambia el nombre pues es continuación de la anteriormente citada. Pasamos por un puente sobre al arroyo Camarmilla, dejando que discurra a nuestra izquierda y derecha la colada del Listón. Por la calle Camino de Alcalá, giramos a la izquierda buscando la calle mayor, por donde llegamos a la Iglesia, que estaba cerrada, (hasta los curas están demasiado ocupados). En el ayuntamiento fuimos atendidos amablemente, como en todos los sitios, los funcionarios públicos, lo mejor. Nos pusieron el sello en la credencial y continuamos nuestro camino por la calle Daganzo, Antonio Moya, Avda. de la Complutense, cruzamos y por la calle Manda tomamos la colada del Camino del Fresno. Lo que en primavera fueron verdes campos de trigo ahora son paramos de tierra de color rojo. Llegamos a la única que pequeña dificultad, pues todo el camino es casi llano, que subimos sin despeinarnos. Bajamos una pequeña cuesta y un poco más adelante hay una bifurcación de caminos, el nuestro es el de la izquierda, una minúscula cuesta arriba y damos vista al arroyo Torote. Debemos tener presente que es el mes de septiembre y no ha llovido aún, pero en meses de lluvia puede que este arroyo venga crecido y no se pueda pasar por aquí y haya que remontar la corriente durante un trecho pequeño para poder vadear por un puente. Llegamos a nuestro punto de destino de hoy y nuestro asombro es absoluto. ¡Un pueblo fundado por el Marqués de Santillana en el SXV está desértico! ¡No vive nadie! Claro que a lo peor el patrimonio cultural no da dinero, eso no interesa a los prebostes. Seguimos pensando que ya debemos tener nuestra Indulgencia Plenaria absolutamente ganada. Nuestra capacidad de asombro es infinita y el próximo día seguiremos con nuestro camino.



TransporteSalimos desde la estación de Renfe de Alcala de Henares precio (3,40€) y la vuelta la hacemos desde Fresno de Torote en el autobús 251 (2,60€) hasta la renfe de Torrejón de Ardoz la vuelta tiene un coste de (2,60 €) Total importe ruta 8.60€


Época recomendadaPrimavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos










Vídeo de la ruta






Caballeros ParticipantesAntonio, Tomás, Miguel, Fermín, Amador, Manolo, Carmelo, Antonio Burdalo


Nivel de dificultad:   Fácil


Distancia: 15,5 kmDesnivel +  193 metros  
Desnivel - 88 metros
Tiempo Total: 3h 57'

Tiempo en Movimiento: 3h 38'

Tiempo Parado: 19'

Velocidad Media Total: 3,94 km/h
Velocidad Media en Movimiento: 4,28 km/h
Ritmo Medio por Km:  15,15 min/km
Ritmo Medio en Movimiento por Km: 13,13 min/km
Indice IBP Index: 44





Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 19 de septiembre de 2015

005 Montaraces: La Paradilla subida al Cerro San Benito junto al Puerto de la Cruz Verde

Mapa de la ruta







Comentario




Una buena mañana del fin del verano, se reúne el grupo de Montaraces, dispuestos a disfrutar del entorno de la Sierra Cercana al Escorial. En esta ocasión, vamos a subir al Cerro San Benito, desde el pueblo de La Paradilla, muy cercano al Puerto de la Cruz Verde. Se trata de una montaña  que tiene un perfil muy parecido a una Pirámide.  Merece la pena por las vistas que tienes desde él, a un lado toda la Sierra de Guadarrama y al otro se atisba la Sierra de Gredos.


Comenzamos la ruta en el pueblo de La Paradilla, que se encuentra en la carretera M-505 subiendo desde el Escorial hacia Ávila. Pasado el Puerto de la Cruz Verde, ya vemos el Cerro San Benito esperándonos. Aparcamos en el pueblo y comenzamos a subir por alguna de sus callejas, en dirección al depósito de agua. Pasamos antes una cancela, las cuales siempre deberemos cerrar, ya que hay ganado suelto. Ahora tenemos que subir campo través, intentando seguir una senda a veces muy difusa. Nos encontramos con un muro y una puerta de paso en ella, la atravesamos sin problemas y acordarse, cerrar la puerta el último. Ahora la subida comienza a empinarse un poco más, se van viendo algunos hitos de piedra colocados por personas desinteresadas, que nos ayudan mucho a tomar el sendero más adecuado, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRA AYUDA. Seguimos subiendo por todo el lomo de la montaña, sorteamos algún roquedo que otro sin problemas. Los Montaraces, no tienen problemas para superar estas pequeñas tachuelas. Pero se nota, que estamos iniciando las primeras excursiones, y hay que ir cogiendo la forma.  Al fin se ve en lo alto el vértice geodésico, que nos anuncia que ya estamos llegando a lo más alto del cerro.  Al fin ya en la cima del Cerro de San Benito, todos pueden disfrutar después del esfuerzo, de unas vistas increíbles y un pequeño almuerzo bien merecido. Nos hacemos unas fotos, charlamos, yo me acerco a visitar a la pequeña figura de la Virgen de los Niños Pastores, que te la encuentras, si subes por la vertiente del Puerto de la Cruz Verde, que es por donde yo había subido anteriormente desde Zarzalejo con mi compañero de fatigas Carmelo. Hay que tute nos dimos aquél día Ventoso, más bien diría huracanado y con nieve.


Una vez descansados y repuestos, comenzamos a bajar por la loma en dirección Suroeste. La bajada es cómoda, llegamos a un pequeño collado y volvemos a subir una pequeña tachuela, algunos me preguntan, pero no se habían terminado las subidas jajaja. Solo nos quedaba esta, y algún que otro pequeño repecho. Superado este cerrillo, bajamos hasta el siguiente collado, antes de llegar a él, saltamos un muro de piedra, con cuidado de no tirar las piedras que lo forman. En este collado nace el arroyo de las Hoyas, que un poco más abajo veremos brotar. Nos quedamos prendados viendo a yeguas con sus pequeños retoños, pastando por la zona. También en esta ocasión nos acompaña nuestra querida “mía” una pequeña perra que da sus primeros pasos por la montaña y que ya se la van notando maneras de montañera. Deseo que sus venideros dueños, disfruten con ella, es un sol. Bajamos por el pequeño valle, que va formando el Arroyo de las Hoyas, hasta llegar a un muro de piedra, lo vamos dejando a nuestra derecha, hasta contactar con un buen camino. Vemos a nuestro paso en unas praderas dos fuentes, donde poder rellenar la cantimplora, pues hoy tenemos unos de esos días de final de verano calurosos.


Según avanzamos por esta senda, la vamos a abandonar a nuestra derecha por una pequeña trocha, para poder visitar restos de lo que fue un puesto de mando de la Guerra Civil Española, (deseando que no vuelvan a pasar esas cosas en esta tierra, ni en ninguna),  pues se observan trincheras, puestos de vigía, en fin aquello parecía una verdadera fortaleza por su emplazamiento, tenemos la suerte de contar con Frank, a quien le gusta mucho la historia, y nos deleita con sus conocimientos, sobre este lugar y otros muchos, gracias Frank. El sendero que te lleva, a veces en un poco confuso por que la trocha está siendo invadida por las Jaras. Bajamos para retomar la senda, que ahora ya se convierte en una buena pista que nos va a acercar a nuestro destino, que se ve a lo lejos. Llegada al pueblo y como no podía faltar un pequeño refrigerio para reponer los líquidos perdidos, gracias a todos por disfrutar de nuestra ruta, saludos.



Transporte: Vehículo propio, se puede realizar en transporte público en el autobús 665 y 666 que salen desde la estación de autobuses de San Lorenzo del Escorial.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Galería de fotos







Nivel de dificultad    Media 

Distancia:  10,6 km
Desnivel +  609 metros       Desnivel -  620 metros
Tiempo Total:  5h 36'
Tiempo en Movimiento:  3h 04'
Tiempo Parado:  2h 07'
Velocidad Media Total:  1,89 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,04 km/h
Indice IBP Index:  64






Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 12 de septiembre de 2015

Cercedilla al Puerto de Navacerrada por Camorritos, Senda Herreros y bajada por Camino Whistler

Mapa de la ruta







Comentario

La ruta que vamos hacer en el entorno del Parque Nacional del Guadarrama, será bastante entretenida por la diversidad de caminos y sendas a tomar. Saldremos desde Cercedilla, para subir al Puerto de Navacerrada por el GR 10, Senda Herreros  y bajar por el Camino de Whistler. Es una ruta un poco dura en la Parte última de la Senda de Herreros.


La ruta la comenzamos, en Cercedilla y para nuestra sorpresa, terminará en esta localidad la Vuelta Ciclista a España, y ya que los participantes de nuestra ruta, son muy aficionados, celebramos el poder llegar a ver el final de la etapa. Yo ahora estoy un poco retirado del mundo de la bicicleta,  fue ella la que me enseñó tantas cosas que ahora estoy disfrutando de otra manera. Comenzamos junto a la Parada del bus que viene de madrid, subiendo por la Avenida de Manuel González Amezua, que es donde se inicia también el Camino del Calvario, y por el que regresaremos a la vuelta en su último tramo. Llegamos al final de la parte asfaltada, justo antes de cruzar un puente sobre el río Pradillo, nos desviamos a nuestra izquierda, vemos una puerta y las marcas blancas y rojas del Sendero de Gran Recorrido GR 10, que nos guiará nuestros pasos hasta llegar a la Pradera de Navarrulaque. En esta primera parte vamos pasando cerca de casas, hundidas en el bosque. Llegamos a la estación de tren de Camorritos, cruzamos la carretera, vemos un panel informativo de las rutas que se pueden realizar por el Valle de la Fuenfría y proseguimos por nuestro sendero GR 10, en este tramo también es llamado la vereda de las Encinillas, esta vereda nos deja en la Pradera de Navarrulaque, cruce de muchos senderos, donde hacemos un alto, para retomar fuerzas.


Después de reponer energías, nos desviamos a la derecha, para tomar la Senda Herreros, también se encuentra señalizada como Sendero de Pequeño Recorrido marcas blancas, amarillas, PR-M 8, y otras personas también la llaman Camino de la Pata La Cabra, nunca había escuchado ese nombre, pero ahí está el topónimo.  La primera parte del sendero está bastante bien, nos encontramos una primera fuente y más adelante ya la segunda, llamada Fuente de los 16 Acebos. Ya que según hemos ido llegando, nos los hemos ido encontrando en el camino. A partir de aquí ya el sendero se torna más aspero, hay que hacer más esfuerzo, pues ya se trata de ir subiendo entre piedras a ratos, las fuerzas de los participantes, van flojeando, a mi me da un mareo y todo jaja, así que, una parada a tiempo es necesaria, para colocar cada cosa en su sitio, y que la cabeza se centre. Después de un receso y tomar algo para aumentar mis energías, proseguimos siguiendo las marcas blancas, amarillas. Escuchamos a lo lejos el sonido de los helicópteros de la Vuelta Ciclista, pensábamos llegar al Puerto de Navacerrada, para verlos pasar, pero por las horas que son, me parece que va a ser complicado. Subimos un poco el ritmo, por si las moscas. Llegamos al inicio de la Pradera de Siete Picos, a nuestra izquierda sube un camino , que no hace mucho fui por el. Se trata del sendero que nos subirá a los Siete Pîcos, nosotros continuamos por la Pradera de Siete Picos, nos vamos un poco a la derecha, a ver si conseguimos ver a los ciclistas, pero no los vemos aún, estamos demasiado lejos. Retomamos nuestro sendero para acercarnos un poco más, pasamos al lado de la Virgen de las Nieves, que me perdone, que en esta ocasión no pasará a saludarla, te saludo desde aquí. A la altura de las pistas del Bosque, donde se encuentran los remontes de la nieve y una antena, nos vamos para ya. Desde este lugar ya estamos más cerca, a vista de águila, pero es lo que hay, vemos como esta la gente a lo largo de toda la subida y comienzan a pasar los corredores, se nota en nuestras caras, la alegría de verlos pasar. Yo pienso para mi, en cierto lugar, al que deseo ir bien pronto. Después de un rato, bajamos por las pistas hacia el Puerto de Navacerrada, pasamos por un hueco en la valla y ya hemos llegado, biennnn. Aquello está lleno de gente, ciclistas, montañeros, todos disfrutando de un hermoso día de finales del Verano. Nos sentamos todos en la Venta Arias, a disfrutar de un refrigerio bien merecido, nuestra amazona, se nos cayó y ahora es tiempo de recuperar un poco las heridas. Deseo que quiera volver a repetir con nosotros. 


Retomamos nuestro Camino, tomamos la Senda Arias hacia la estación de tren del Puerto de Navacerrada. Cruzamos las vías, vemos una ermita y un sendero, se trata del Camino de Whistler, tengo algunos recuerdos de hace ya muchos años, que duro fue, por dios ajajaj el subir por ahí en bicicleta desde Cercedilla. Vemos cómo la gente, está almorzando y además bien, con su buena tortilla, pimientos,croquetas, jolines se nos hace la boca agua jajaja, y su mantita que no falte. Ahora el sendero se hace entre un hermoso bosque de pinos, da gusto. Escuchamos a nuestro lado, las pequeñas cascadas que hace el arroyo Regato del Puerto. Seguimos bajando, nuestro compi va mirando el camino, porque le ha dado ganas de probar a bajar en bici por aquí, jolines con tan mala suerte que se cayó y se hizo daño. Ya bastante delante, nos viene por nuestra izquierda una buena pista, se trata del Camino del Calvario, que pronto andare en una de mis rutas. Ahora pasamos por unas praderas, donde este joven ya no tan joven acompañante mío, pasó alguna noche de su niñez disfrutando del entorno. Qué días aquellos, en los que podías quedarte en cualquier lugar a dormir. Nos volvemos a desviar a la derecha para tomar una senda que nos acerca hasta el Embalse de Navalmedio, seguimos ahora por una pista asfaltada que dejaremos a unos 300 metros por la derecha. En esta zona, un poco más adelante veréis como me separo del camino principal a la derecha, para tomar una vereda, no la conocía, pero no la cojais, es un verdadero infierno para los pies. Seguid por la pista principal que os dejará de nuevo justo en el puente que no cruzamos al principio de la ruta, donde conectamos con el GR 10, ahora toca ir hacia Cercedilla, y en el camino nos encontramos con la Meta ya montada y la gente esperando, así que nos quedamos a esperar a que llegaran los ciclistas, deseo que disfruteis de la ruta, saludos.


TransporteVehículo propio, se puede realizar en transporte público, llegando a Cercedilla bien en Renfe o en autobús, y hasta el inicio de la ruta hay una línea urbana de Cercedilla que nos deja en el inicio de la ruta, o bien desde la parada del bús.


Época recomendada:  Primavera, verano, otoño, invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad    Muy dura    

Distancia:  19, 7 km
Desnivel +   945 metros   Desnivel -  927 metros
Tiempo Total:  8h 42'
Tiempo en Movimiento:  6h 13'
Tiempo Parado:  2h 29'
Velocidad Media Total:  2,26 km/h
Velocidad Media Movimiento: 3,17 km/h
Indice IBP Index:  102





Descargar Track ruta GPX aquí



domingo, 6 de septiembre de 2015

Cercedilla a Siete Picos por Camino Puricelli, PR-M 30 y bajada por Senda de los Alevines, Mirador de los Poetas


Mapa de la ruta







Comentario

Esta es una ruta que tenía prometida a uno de los picos que más me gusta. Se trata del 2º de los Siete Picos, bien se merece una ruta para el solo. Cuando estás en él, se te olvida todo. Es una ruta un poco exigente, pero más bien por el terreno que hay que pisar, que termina un poco con tus fuerzas.

La ruta la comenzaremos, desde la estación de tren de Cercedilla, sin salir de la estación, seguimos hasta el final del andén, y cuando se termina este, seguimos caminando junto a las vías, con precaución. Vemos un túnel y a la derecha una pequeña vereda, llamada de Rodenas, que va subiendo poco a poco. Al rato se convierte en una buena pista ya estamos en el Camino de Puricelli, nos guiaran las marcas de color azul oscuro, pintadas en los árboles. El camino en esta primera parte no tiene ninguna dificultad. Alrededor del 3 kilómetro, se nos unirá nuestro sendero principal que nos llevará, hasta el mismo Puerto de la Fuenfría, se trata del Sendero de pequeño recorrido PR-M 30, que viene casi desde el Alto del León, muy cerca de Tablada, una idea había sido, que este sendero hubiera terminado en el mismo puerto y no en medio de la carretera que sube a él. Pues no hay ninguna manera de comenzarlo en el principio, pues no hay lugar para poder dejar el vehículo o medio de transporte hasta allí, lo único es bajar desde el puerto o bajarse en tablada. Deseo que estas cosas con el tiempo se modifiquen en bien de todos, pues este sendero marcado con las marcas blancas y amarillas, será ahora nuestro guía. Veremos como en nuestro camino, nos cruzan otras sendas marcadas como la roja, que aparecerán y desaparecerán. A los pocos metros de enlazar con el sendero PR-M 30, nos desviaremos a la izquierda por una pequeña senda, y nos despediremos de nuestro Camino de Puricelli. Una anotación este sendero por el que vamos ahora, también es llamado Camino Viejo de Segovia.  El sendero se introduce en los bosques del Valle de la Fuenfría, es un placer andar por esta zona. Nos encontramos una primera fuente a unos 150 metros de dejar Puricelli, tiene un buen caudal, así que se puede llenar aquí perfectamente las cantimploras. Como a unos 4,5 kilómetros, a nuestra derecha, se encuentra el área recreativa de las Dehesas, donde hay algún restaurante por si apetece tomar algo, antes de subir. A partir de aquí el camino comienza a ganar pendiente, el sendero de color rojo nos abandona por la izquierda, nosotros seguimos de frente, ahora la subida se atenúa un poco y podemos disfrutar según subimos a nuestra derecha, el altivo segundo pico que nos está esperando y a su hermano menor a la derecha el Pico Majalasna, el único de los siete picos que tiene nombre. Ya casi arriba, junto a una pasarela de madera, tenemos una pequeña fuente, donde poder refrescarnos, antes de llegar al Puerto de la Fuenfría. Nos encontramos también con la Calzada Romana que nos  roza el sendero por nuestra derecha, por si nos apetece cambiar de senda. Pero en nuestro caso seguiremos hasta el final nuestro pequeño sendero, ahora si que gana pendiente, ya quedan muy pocos metros para llegar a nuestra primera parada, y al fin vemos a nuestra derecha el Puerto de la Fuenfría, hemos tardado unas dos horas desde la estación. Hay mucha gente por aquí, se trata de un verdadero cruce de caminos y posibilidades a realizar. Me paro a reponer fuerzas.


Después de un descanso merecido, voy a tomar una alternativa que aún me faltaba por tomar en este lugar, que será subir al Cerro Ventoso. Me desvió a mi derecha, para acometer la subida entre pinares, los primeros metros no hay hitos, así un poco de intuición, que es todo para arriba, al poco comienzo a ver alguno, gracias a todos/as que con vuestra ayuda nos hacéis el camino mucho más fácil. La pendiente es acusada, paso por una pedrera, que va agotando un poco las fuerzas, al fin llego a la cima, y la verdad, que me impresionó el lugar, una maravilla de vistas. Desde aquí se ve a la imponente mole del segundo pico esperándome. Comienzo a bajar hacia el Collado Ventoso, la bajada es mucho más fácil, sin problemas y en un rato estoy ya en el collado, continuo de frente hacia mi meta. Así que nos ponemos a subir de nuevo, el terreno no es muy bueno, pero poco a poco se va subiendo, y como siempre de nuevo gracias a todos/as por vuestro trabajo poniendo hitos de piedras, estos me llevan hasta el mismo pie del Segundo Pico, ya estoy en la zona de Siete Picos. Al lugar que llego es una especie de cruce de caminos, pues después de visitar al pico, volveré a bajar y
tomar el sendero que baja justamente enfrente de mi, según he subido del Collado Ventoso. Ahora me desvío a mi derecha, hay como dos cimas a mi siempre me ha gustado más la de la izquierda, pero hay gustos para todos. Me encaramo por una piedras sin demasiada dificultad y ya estoy en lo alto del Segundo de los Siete Picos a las 3 hora y media desde Cercedilla. Me siento tan gusto cuando estoy en este lugar, hay unos compañeros que han llegado antes y están tomando su almuerzo. Yo me quedo ensimismado de tanta belleza a mi alrededor. Me recreo un largo tiempo, pues para eso hice esta ruta. Veo al cielo, que está amenazando agua, y aunque me duela, decido bajar poco a poco, para evitarme un chaparrón. Justo antes de bajar, ya siento las primeras gotas. Comienzo a bajar por la senda que os dije, según bajamos del pico a la derecha, y los hitos de piedra os ayudarán, a bajar. Tengo que pararme un rato a protegerme de la lluvia, al poco escampa y continuo. Casi antes de llegar abajo, vemos una pequeña fuente a nuestra derecha dentro del lecho de un arroyo, la podéis distinguir porque veréis un gran árbol a la izquierda formado por tres troncos. Ahora la fuente está seca, continuo bajando hasta los pies del Pico Majalasna, me quedo con ganas de subir, ya lo hice en mi anterior ruta y os digo que merece la pena subirlo, hay una pequeña senda a la derecha que os lleva hasta arriba, un poco de trepada y estáis en la cima sin problemas.  A los pies del Majalasna, he conectado con la Senda de los Alevines, el PR-M 7, y la senda de color amarillo, así que la que más tiempo nos acompañará será la senda amarilla, hasta conectar con nuestra última senda. Así que prestar atención a las pinturas amarillas.


A los pies del Pico Majalasna hay una bonita pradera, y al final de ella una fuente con agua. Veo pastando a caballos y algún burro, que me hace mucha ilusión seguir viéndoles por los campos a sus anchas. Justo un poco más adelante, me encuentro con un pequeño mirador, miro, y parece como si hubiera hundido en la piedra las garras un águila, y que curioso, no lo había visto al principio, y cuando me iba, me di cuenta de una pintura en la piedra con la cabeza de un águila, que gracia. Pues en este lugar, decidí pararme a comer, no podía dejar de pasar esta bonita oportunidad que me ofrecían. Mientras comía, escuchaba el relinchar de los caballos, se llamaban unos a otros, que estaban perdidos por todo el bosque, yo desde mi atalaya vi a algunos. Retomo mi senda, ya sabéis color amarillo, aunque también nos acompaña el sendero PR-M 7, que por cierto tome también en mi anterior ruta y finaliza en el Puerto de la Fuenfría, lo tome desde el Collado Ventoso al Puerto y me gusto mucho. El camino, pierde altura rápidamente, hay que sujetarse como los caballos y tirar de freno, es fuerte la pendiente a veces y con un piso malo por las piedras y las roderas, pero se va salvando, ya veo al final la Pradera de Navarrulaque, el bullicio de los niños jugar, ya estoy más cerca. En este lugar finaliza el Sendero de Pequeño Recorrido PR-M 7, gracias por tu guía, ahora tomamos una amplia pista a la izquierda, se trata de la Carretera de la República, muy cerca de donde hemos llegado a nuestra izquierda, parte la Senda Herreros, espero volver a repetirla dentro de muy poco. A su paso por esta gran pista, vemos a nuestra derecha, el reloj solar de Camilo José Cela. Una pequeña parada, y retomamos la pista, en una curva a derecha, vemos el primer de los Miradores a la izquierda se trata del mirador de Vicente Aleixandre, paro a hacer algunas fotos. Miro arriba y comienza a llover de nuevo y esta vez se ve, que para mas tiempo, así que corriendo prosigo las marcas amarillas hasta el siguiente de los Miradores de los Poetas, en el camino, hay grabadas palabras de nuestros literatos, merece la pena pararse y leerlas, aunque llueva. Llego a mi último mirador el de L. Rosales, es curioso a sus pies, veréis una pequeña puentecilla de hierro y en su interior hay alguna obra suya, para disfrutarla mientras estás allí, me hubiera gustado, pero retomo la senda para seguir bajando. Ya sabéis acompañándoos de la senda amarilla en los arboles. Esta senda en esta zona de la llama del Sevillano. En el camino veo cantidad de zarzas llenas de moras, así que, de vez en cuando alguna me voy comiendo. Llego a una pequeña pradera, y nuestro camino gira bruscamente a la derecha, con nuestras marcas amarillas indicando el camino a seguir y ya le queda poco, pues al poco, nos abandonará, él se marchara a la derecha, gracias. Llegamos a un cruce y lo tomamos a la izquierda siguiendo esta vez, ya el sendero con marcas azules claro. Ahora el camino es mucho más tranquilo, y relajado te da tiempo a disfrutar de sus bosques, sin tener que mirar el suelo constantemente. Paso una barrera, sin problemas ya empezamos a ver las primeras casas de Cercedilla, pasamos junto al depósito de agua, seguimos bajando, hacemos un giro a nuestra derecha, donde abandonaremos el sendero azul, para bajar zigzagueando hasta la carretera que viene de las Dehesas. Pero a esto, que baja un chaval todo corriendo y se mete por un pequeña vereda y me digo yo, y si yo probara, me ahorraría mucho tiempo de las zetas y que en ellas pasan coches, así que, como soy un aventurero, volví unos metros y comencé a bajar al principio un poco hundido, pero luego bastante bien, esta pequeña vereda me dejó en la misma carretera y ya solo faltaba bajar hacia la estación que me quedaba muy cerca. Deseo que disfrutéis de la ruta, saludos.


Transporte : Se puede realizar en transporte público, ya sea en tren pues comienza en la estación de Cercedilla o en autobús.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad     Muy Dura  

Distancia:  19,7 km
Desnivel +    1096 metros     Desnivel -     1109 metros
Tiempo Total:  7h 35'
Tiempo en Movimiento:  5h 27'
Tiempo Parado:  2h 07'
Velocidad Media Total:  2,61 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,62 km/h
Indice IBP Index:  113





Descargar Track ruta GPX aquí