martes, 30 de junio de 2015

Valsaín Boca del Asno subida a Peña Citores y bajada desde el Puerto de Cotos por el Camino Antiguo del Paular GR 10-1


Mapa de la ruta













Comentario

Una ruta por los Montes de Valsain, una zona enclavada en el Parque Nacional de Guadarrama. Ahora con estos tiempo de calor, hay que buscar lugares en los que el caminar no se haga tan fatigoso por el calor, pero si por el esfuerzo que hay que realizar para acometer esta ruta, pues es algo dura, tanto por los desniveles, como por el terreno. La desaparición de sendas marcadas en la cartografía, que nos hacen subir directamente campo través hasta Peña Citores, menos mal que al final el regreso se hace mucho más suave desde el Puerto de Cotos, regresando por el camino de las Pesquerías.

La ruta la comenzamos en el Parking del área recreativa de la Boca del Asno, comenzamos a bajar junto a la senda que hay en el río Eresma. Cruzamos un puente, que a posterior, la ruta nos hace volver a vadear el río, con lo que no hace falta cruzar este primer puente y seguir bajando por la margen derecha del río.  A unos 2 km, vamos a abandonar el río, para irnos a nuestra derecha, pasamos una pequeña cancela y cruzamos con cuidado la carretera, en frente hay un paso con barrera, se cruza sin problemas. Des de aquí, comienza la verdadera aventura, que es intentar seguir, los caminos marcados en la Cartografía oficial, que ya no están en uso,  olvidados y que la naturaleza se está haciendo cargo de ellos, por lo que tenemos que ir subiendo como vamos pudiendo, la pendiente es creciente y hace que el subir se haga fatigoso, gracias a que llevaba a dos compañeros de viaje, que en ningún momento me dijeron nada sobre la ruta, si no, que arduos como yo, luchábamos contra la maleza y la pendiente del terreno. Al fin damos con una pista que cruza los pinares, la tomamos a nuestra derecha, la seguiremos durante más o menos  1 km. pendientes de volver a encontrar otra senda marcada en los mapas, pero nada de nada, no se ve ni por asomo. Así que les dije mucho ánimo, y ala para arriba, ahora el terreno se hacía mucho mas empinado que anteriormente,  menos mal, que el terreno ya no tenía tanta maleza. Vimos algún senderillo marcado con hitos, lo cogíamos pero al poco volvía a desaparecer tal como había aparecido de la nada.  Ya casi llegando a la altura del refugio enclavado en el Mirador del Cancho, que se encuentra un poco por debajo de la cima de Peña Citores, vemos una senda un poco más marcada con hitos, que nos llevará hasta el propio refugio. Desde este mirador se tiene unas vistas increíbles, tardamos unas 3 horas en llegar desde el Parking, total nada, pero bien merecido el esfuerzo por las vistas desde allí. Almorzamos, pues hacía falta reponer las energías gastadas, hicimos unas pocas fotos y volvimos a recrearnos en aquel lugar. Hay un pequeño refugio muy bien cuidado, de lo que me alegro, porque lo que es en la llamada Comunidad de Madrid, por llamarla de alguna manera, brillan por su ausencia, nada de nada,  que pena de comunidad que tanto llena su boca con el medio ambiente. No me voy a calentar más, porque no las merece esta comunidad y me alegro de encontrar sitios como estos tan arreglados y cuidados por los propios montañeros/as gracias.

Ya solo nos quedaba como una hora hasta llegar a la propia cima de Peña Citores, se sigue un sendero que lucha por hacerse camino entre los arbustos del lugar. Desde aquí, nos toca bajar para desviarnos hacia la derecha a tomar el Camino de Peña Citores, que nos llevará hasta el mismo Puerto de Cotos, vemos unos símbolos amarillos marcados de alguna senda, que posteriormente nos llevarán hasta el mismo río Eresma. Una vez llegados al puerto de Cotos, nos vamos hacia la estación de tren, pues la verdad que teníamos bastante sed y no sabíamos la que íbamos a tener al final de la ruta. Nos fuimos hacia la cantina que hay en la estación, que lo llevan gente súper maja y agradable, que siempre están para ayudarte en lo que necesites. Nos tomamos unas cervezas bien frías,  que nos sentaron de miedo. Después de este receso, que lo necesitábamos, volvimos sobre nuestros pasos hacia el Puerto, y justo un poco antes de llegar, vemos a nuestra izquierda un camino marcado con símbolos del GR 10-1 blancos y rojos, es el  Camino Viejo del Paular. También volvemos a ver los símbolos amarillos, pasamos por entre unas barreras de madera, y ahora el camino se convierte en una buena senda, comparado por donde habíamos estado. Vamos bajando tranquilamente,  el calor se nota, pues ya no corre el aire, y nuestra agua comienza a flojear. Al final de este camino, nos deja en el  puente de la Cantina, donde hay una buena fuente donde refrescarse, nosotros cometimos el error de no recargar la cantimplora, pensando en el kiosco existente en la Boca del Asno, que chasco nos dimos.


En este lugar, cruzamos el puente sobre el río Eresma para bajar por la margen izquierda del río, vemos un paso marcando el Camino de las Pesquerías y el GR 10-1, lo cruzamos y al poco abandonamos la presencia del GR 10-1 que va a subir al Puerto de la Fuenfria, que en otras rutas lo realizaremos. Ahora toca bajar junto al río, disfrutando del sonido del correr del agua, del frescor del ambiente, este nos va a llevar hasta el mismo lugar donde iniciamos la ruta, cruzando un puente. Y aquí llego nuestra desazón, pues el famoso kiosco estaba cerrado, así que tuvimos que compartir la escasa agua que llevábamos entre los tres, meternos a remojo en el río, para aliviar el calor y reponer tomando el almuerzo, deseo que disfrutéis de la ruta,  a los compis les gusto a pesar del terreno, un saludo.


Transporte utilizado: Vehículo propio, también se puede realizar en transporte público si se inicia la ruta en la estación de Puerto de Cotos, pues se pasa por allí, ya que es una ruta circular.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad       Muy dura

Distancia:  22,8 km
Desnivel +   992 metros      Desnivel -   992 metros
Tiempo Total:  7h 56'
Tiempo en Movimiento:  6h 34'
Tiempo Parado:  1h 21'
Velocidad Media Total:  2,93 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,54 km/h
Indice IBP Index:  120





Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 27 de junio de 2015

Cercedilla subida a La Peñota, La Peña del Águila, bajando desde el Puerto de la Fuenfría por el Camino Antiguo de Segovia.


Mapa de la ruta













Comentario

Una bonita ruta saliendo desde el  valle de la Fuenfria, para subir a dos de las cimas que lo rodean, como es La Peñota y la Peña del  Águila. Desde arriba, podemos contemplar el valle del río Moros, así como, toda la figura de la Mujer Muerta, como otros tantos picos. En un principio utilizaremos la Senda Roja, marcada en los arboles, luego nos ayudará el GR 10, y por último seguiremos el PR-M 30 Antiguo Camino de Segovia.

La ruta la comienzo en los aparcamientos de las Dehesillas en Cercedilla, salgo bien temprano, para intentar hacerlo con la fresca. Cruzo una pradera y paso por delante de la fuente de la Teja, donde podéis rellenar las cantimploras, una pequeña vereda nos acerca a la carretera la cruzamos. Vemos una pequeña casa  pasamos junto a ella y giramos a nuestra derecha y justo aquí  vamos a conectar con la Senda Marcada en rojo en los arboles, nos servirá de buena guía. Comienza a subir y a subir sin parar hasta que lleguemos a cruzarnos con la pista horizontal, que viene desde el Puerto de la Fuenfria.  A pesar de haber salido pronto, se nota, que hoy es uno de esos días calurosos,  porque se nota un ambiente caliente, que hace que sude más de lo normal, vamos que iba regando el  suelo por donde iba pisando.  Después de este buen repecho, cuando llegamos a esta buena pista, la cruzamos y abandonamos la Senda Roja por el momento, porque nos la volveremos a encontrar casi al final. Cruzamos la pista y vemos en frente que sube otro camino, lo tomamos y ahora con menos pendiente, llegamos hasta el  Collado de Cerromalejo. Pasamos una pequeña puerta y entramos en Segovia, y a la vez nos está esperando el sendero de Gran Recorrido GR 10 esperándonos, para guiarnos en un buen trozo de la ruta. Nos desviamos a la izquierda para acometer la subida a La Peñota, punto más elevado de nuestro paseo.  Al principio un poco de bajada engañosa, que nos hará volver a subir y bien fuerte, con el piso de piedra suelta, que hace un poco más complicado la subida. ya  casi al final se suaviza y vamos entre roquedos, para alcanzar la cima de esta montaña. Ahora un buen descanso merecido, alrededor de hora y media desde el parking, almuerzo un poco y mientras observo, las estupendas vistas del lugar. Coincido con dos montañeros, con los cuales entablo una agradable conversación, uno de ellos es del pueblo cercano de El Espinar, lugar que me trae muy buenos recuerdos. Se nota, que los montañeros, conocen bien el lugar, pues conversamos  sobre diversas rutas.  Después ellos toman dirección opuesta a la mía, con lo cual me despido  de ellos y retomo mi camino.

Ahora nos vamos a dirigir hacia nuestra segunda cumbre del día, La Peña del Águila, que se encuentra en el recorrido del GR 10, con lo cual no tiene perdida, desandamos nuestro camino de nuevo, hacia el collado de Cerromalejo de nuevo.  Ahora vuelve a tornarse el camino de subida, y la senda en algunos tramos esta algo difusa, pero no tiene perdida, seguid siempre las marcas blancas y rojas, cambiaremos en una ocasión de provincia, pasando el muro.  Ya estamos casi en la cumbre después de una hora aproximadamente desde la Peñota.  Aquí  paro otro buen rato, para mí, este lugar tiene magia, me encanto desde la primera vez que pase por aquí. Por eso hice otra buena parada, para relajarme y disfrutar de todo su esplendor del valle del Río Moros a mis pies, se ve, toda la figura de la Mujer Muerta delante de mí. Retomo mi camino hacia la Fuenfria siguiendo las marcas del GR 10, ahora una bajada más tendida y más cómoda me llevan hacia el Collado de Marichiva, cruzo a mi derecha una puerta y paso a Madrid, y la gran pista que cruce anteriormente hacia la Peñota. La pista es amplia y muy frecuentada por ciclistas, así que, un poco de precaución, no nos lleven por delante. Al poco nos encontramos a nuestra izquierda con una fuente, llamada del Infante, con un agua muy fresca, merece la pena llenar la cantimplora en este lugar. La pista tiende un poco hacia arriba, que te hace sentir un poco cargadas las piernas a estas alturas del camino.  Ya al fondo se divisa el Puerto de la Fuenfria, más bien parece la Gran Vía, está llena de gente, ciclistas, senderistas hasta algún coche, que no se cómo ha llegado hasta este lugar. Este sitio es una encrucijada de caminos, pues pasan multitud de ellos. Aquí abandonaremos la compañía del GR  10, que tan bien nos ha traído hasta este lugar.


Desandamos unos metros la pista por donde hemos venido, para tomar el Camino Antiguo de Segovia, su inicio no está muy definido, pero veremos como a nuestra izquierda baja la Calzada Romana, con la que nos cruzaremos un poco más abajo,  al poco de tomar este sendero, nos damos cuenta que se trata también de un Sendero de Pequeño Recorrido marcado con señales blancas y amarillas es el PR-M 30, que tiene su final muy cerca del Alto del León. Así que ahora nos acompañara casi hasta el final este sendero, por lo que no tendremos perdida.  Al poco de bajar, nos encontramos, como en una curva a la izquierda, baja la calzada romana, nosotros seguiremos de frente, vemos a nuestra derecha un panel informativo, del camino que tomaremos.  Ahora el camino es muy tranquilo y relajado. Caminamos entre bosques de pinares, algún que otro Roble y Acebo. Me encuentro algún que otro senderista subiendo por este camino, que me alegra, para que siga este sendero en marcha. Ya casi llegando, entramos en una curva y volvemos a enlazar con la Senda Roja, que probablemente baje desde el Collado de Marichiva. Ya casi hemos llegado, nos encontramos de nuevo con la casa y la tomamos a la izquierda, aquí abandonamos a nuestro Pequeño Sendero PR-M 30 y Antiguo Camino de Segovia, para acercarnos al Parking. Ya hemos llegado, una buena paliza, ahora un merecido descanso, refrescando los pies en el arroyo y una buena comida, disfrutad de la ruta, saludos.


Transporte utilizado: Vehículo propio, se puede realizar en transporte público, viniendo desde la estación de renfe de Cercedilla, allí se puede tomar el autobús linea 1, que va hasta el centro de interpretación de las Dehesas.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad     Muy dura  

Distancia:  16,1 km
Desnivel +   897 metros      Desnivel -   897 metros
Tiempo Total:  5h 24'
Tiempo en Movimiento:  4h 07'
Tiempo Parado:  1h 16'
Velocidad Media Total:  3 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,96 km/h
Indice IBP Index:  117





Descargar Track ruta GPX aquí

martes, 23 de junio de 2015

Alcala de Henares subida directa al Ecce Homo, Alto del Llano, Alcala la Vieja y Cerro Malvecino

Mapa de la ruta













Comentario


Una vuelta por el Parque Natural de los Cerros de Alcalá de Henares, en esta ocasión vamos a afrontar la subida directa al más emblemático de sus cerros el Ecce Homo, que preside majestuoso el entorno.  Es una subida en su parte final, con bastante pendiente y teniendo cuidado con resbalarse, luego subiremos a varios de sus cerros, pasando a su vez por la Antigua Alcalá de Henares, de la cual solo quedan unas ruinas.

La ruta la comenzamos en el parking del Parque Natural de los Cerros de Alcalá, al cual hay que entrar, como si viniésemos de Loeches, pues la entrada desde Alcalá esta prohibido, se sube un poco y tenemos una rotonda para hacer el cambio de sentido.  Una vez allí, tomamos un pequeño sendero en bajada, que nos lleva a una pista marcada con color azul, dentro del parque hay varias rutas marcadas por colores, dependiendo de su dificultad.  Nosotros pararemos a lo largo de la ruta por varias de ellas.  Nos metemos en un pinar, del cual vamos a salir en un cruce de caminos, por una variante muy bonita, que hace que el camino se encajone mucho, vemos a nuestros lado paredes que parece que se nos van a caer encima. La verdad que este sendero es muy curioso, nos encontramos en nuestro camino un pequeño zorro y juguetea con nosotros.  Este sendero nos hará pasar bajo un tubo, que pasa por debajo de una pista, se pasa sin problemas, pues tiene bastante altura. Al otro lado continua el sendero,  ya vamos a estar poco tiempo por él, pues se incorpora a una pista que tomaremos a nuestra izquierda, se trata de la senda de color amarillo, que sube hacia la derecha hacia el Ecce Homo de una manera mucho más cómoda, que ya en otras ocasiones la hemos utilizado, te lleva a una especie de collado, y si giras a la izquierda llegarías al Ecce Homo.

Tomamos esa pista a la izquierda, hasta dar con un desvío a nuestra derecha, que en un principio es ancho, y luego se irá estrechando, ya divisamos delante de nosotros la gran mole del  Ecce Homo, esperando nuestra llegada. El camino de aproximación, nos hará pasar por sitios estrechos, con abruptos cañones a nuestros lados.  Se pasa sin problemas, eso sí, teniendo cuidado, en periodo de lluvias sería peligroso, por posibles resbalones.  Ya estamos muy cerca de comenzar a subir realmente lo más duro, se empina lo suyo, y hay que utilizar las manos en alguna ocasión, para no irse para abajo.  En la parte alta, hay unas piedras, se suben un poco y ya hemos llegado, la verdad que me ha gustado la subida por aquí, la tenía en mente al verla desde lo lejos, y en esta ocasión acompañado del Caballero  Carmelo y el Escudero Román, lo conseguimos.  Una parada en lo alto del Ecce Homo, para almorzar y disfrutar de las vistas, eso sí, tener cuidado porque hay algunos agujeros sin fin, perdimos unas cerezas por ellos jajaja.  Continuamos por la planicie, hasta dar con el Vértice geodésico. Desde ahí comenzamos a bajar hasta el collado que mencione anteriormente que es por donde sube la senda amarilla.

Ahora vamos a cometer la subida a otra de las cotas de la jornada, el Alto del Llano, que poquito a poco lo vamos alcanzando, desde aquí hay unas vistas muy bonitas del Ecce Homo, son campos labrados, por lo que debemos intentar en lo posible arrimarnos a nuestra izquierda, para no estropear demasiado con nuestras pisadas, llegados a un punto, vemos una bajada a nuestra izquierda, es un buen camino, comenzamos el descenso hacia el llamado Caserío de la Oruga, donde nuestro Caballero   Carmelo nos ilustra, con que en la zona había una gran fábrica de ladrillos, hoy totalmente abandonada. Ahora estamos caminando muy cerca del Río Henares, el cual vemos a nuestra derecha.  A nuestra izquierda se alza altivo el cerro de la Tortuga, vamos a tomar un pequeño senderillo que nos va a acercar a la antigua Alcalá la Vieja, el sendero esta en poco uso, espero que con el tiempo se siga retomando, para que no se eche en el olvido.  Llegamos al lado de una torre eléctrica, giramos a la derecha y ya vemos los restos de la Alcalá la Vieja, nos sorprende gratamente que se están acometiendo trabajos de restauración en la zona, para que no termine de caerse, lo poco que  queda en pie. Recordamos con añoranza, como juro bandera nuestro Caballero Carmelo en este hermoso lugar, con tanta historia.

Bajamos un poco hacia el río, para dirigirnos hacia la última cota del día, se trata del Cerro de Malvecino. A sus pies existe una gran cueva, a la que se puede acceder, un paseo por sus entresijos, y volvemos fuera para subir al cerro, la subida es áspera y con desnivel, y ya el calor y los kilómetros nos van haciendo mella. Después de la recomendadas vistas, descendemos para tomar una pista que ya nos va a acercar hacia el Parking, antes pasamos por un edificio, que sirve de reten a los bomberos, donde existe una fuente, donde poder aliviar nuestra sed, deseo que disfrutéis de la ruta, nuestro Caballero Carmelo, nos sorprendió gratamente con un bonito lugar para comer en Alcalá de Henares, ahí está el waypont por si os interesa,  un saludo.



Transporte utilizado: Se puede realizar en transporte público en el autobús.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad   Media

Distancia: 16,9 km
Desnivel +   558 metros      Desnivel -  558 metros
Tiempo Total:  5h 39'
Tiempo en Movimiento:  4h 30'
Tiempo Parado:  1h 09'
Velocidad Media Total:  3,01 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,78 km/h
Indice IBP Index:  62





Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 20 de junio de 2015

Pico del Lobo desde el Puerto de la Quesera Riaza


Mapa de la ruta














Comentario


Ruta en la que subiremos a unos de esos picos emblemáticos, enclavados en la Sierra de Ayllón. Justo a los pies de Riaza, desde donde podremos tener una amplia vista de todas las grandes montañas, que hay a su alrededor, como la gran llanura Castellana a sus pies. Es una ruta de subí y baja y con el terreno de piedra suelta, por eso la considero difícil.



Al puerto de la Quesera, se llega primero llegando a Riaza y desde allí tomar la carretera en dirección a Riofrio de Riaza, desde aquí, comienza la subida al puerto que se hace tranquilamente, porque también es un buen puerto para los ciclistas, por lo que tener cuidado. No suele tener mucha circulación, esta pista nos llevaría hacia la parte de la Sierra Norte de Guadalajara Majaelrayo. Pues justo en el puerto, esta el limite provincial de ambas provincias, Aparcamos el coche, en el puerto y vemos ya a nuestra izquierda, si nos ponemos mirando hacia Riaza, la pendiente que nos espera de sopetón, para ir entrando en calor y se nos pasen los fríos.Vemos un cartel en el que indica 7 km al Pico del Lobo con un porcentaje del 8,5 %. así que decidí comenzar muy, muy relajado para no cargar las piernas. Hay como unas tres subidas encadenadas hasta el alto del Calamorro de San Benito 1872 metros de altitud, y como os dije la subida se hace un poco más dura por las piedras que claro esta, cuando toque bajar, pues tendremos que tener cuidado para no aterrizar en el suelo. Desde lo alto de este Cerro, podemos contemplar todo lo que nos queda por delante, no se llega a apreciar el Pico del Lobo, pues antes tenemos la zona de Las Peñuelas que lo oculta a nuestra vista.

Comenzamos a descender hacia el Collado de San Benito, y desde este punto vemos una de las subidas duras del recorrido, que es llegar al Cerro del Aventadero 2006 metros de altitud. una larga cuesta, sin descansos y con el firme pedregoso. Vuelvo a poner la reductora y al tran tran que luego tocará volver. En la parte alta el camino, nos da un pequeño resuello para acercarnos al cruce con la pista que viene por nuestra derecha desde la La Pinilla. Aquí volvemos a ver otro cartel informativo de lo que nos queda, 2 km al 11,5 %, poca cosa.  Esta zona esta muy descubierta, sin ningún tipo de sombra, así que en verano debe calentar de lo lindo y encima subiendo. Poco a poco voy ganando altura, justo antes de llegar a la zona de Las Peñuelas, que parece una entrada triunfal a la zona del Pico del Lobo, hay un pequeño descansillo. Cuando pasas este collado, ves en frente de ti, la mole del Pico del Lobo, aun se divisan los restos de las antiguas instalaciones de remontes mecánicos, cuando en sus tiempos se llegaba hasta esta cima. Las vistas de esta zona son soberbias, hay una amplitud y unos valles a los lados impresionantes. Ya solo queda una pequeña rampa y estamos en lo alto del Pico del Lobo con sus 2274 metros de altitud. Ahora toca reposar, reponer energías y disfrutar del entorno, que es espectacular, algunos montañeros se aproximas también hasta la cumbre. Podemos ver el alto del Cerrón, La Cebollera, El Ocejón, Peñalara y muchísimos otros picos.

Después de un merecido descanso, voy a ir hacia la zona de el Alto de las Mesas, donde hay una bonitas vistas, ahora toca el regreso, se hace más liviano, pero aun tendré que sortear varias subidas y bastantes bajadas de firme irregular, pero ha merecido la recompensa de venir desde el Puerto de la Quesera, disfrutad de la ruta, saludos.


Transporte utilizado: Vehículo propio.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad     Muy dura

Distancia: 15 km
Desnivel +  1075 metros      Desnivel -  1075 metros
Tiempo Total:  4h 58'
Tiempo en Movimiento:  3h 58'
Tiempo Parado:  59'
Velocidad Media Total:  3,14 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,93 km
Indice IBP Index:  113





Descargar Track ruta GPX aquí

viernes, 19 de junio de 2015

Hoces del Río Riaza Montejo de la Vega de la Serrezuela Sendero del Río PR-SG 6


Mapa de la ruta













Comentario

Partiendo de Montejo de la Vega de la Serrezuela, desde la plazuela del Puente Chico hacia la calle de la Cruz, al lado del ambulatorio, pasamos a transitar por un camino ancho, de concentración parcelaria, que nos lleva hasta el cementerio de esta localidad. Más adelante, encontramos un aparcamiento donde podríamos dejar el vehículo en caso de querer ahorrar unos metros.
En los años 70 se aterrazaron las laderas que dejamos a nuestra derecha, para plantar en ellas, ejemplares de Pino Laricio cuyo crecimiento no ha resultado exitoso, ya que no se trata de una especie autóctona. Nos encontramos en la vega del Riaza, una de las zonas con mayor aprovechamiento agrícola debido a la riqueza del suelo. A ambos lados del camino podemos apreciar diversos cultivos agrícolas tanto de secano como de regadío. A la izquierda, el río discurre lentamente y asociado a él un mamífero muy importante la nutria.
Avanzando por el camino, dejamos un puente a la izquierda  se trata de la conexión con la Senda entre Puentes PRC-SG 5, más adelante nos volveremos a encontrar con otro poste informativo de esta ruta, al ser circular y continuamos recto hasta llegar a un tramo más estrecho, dando lugar a una bifurcación, en donde atendiendo las indicaciones de la señalización, continuamos nuestro recorrido por el lado derecho hasta que el camino de concentración acabe.
A nuestra derecha, una señal vertical nos indica cómo seguir la marcha; en este punto haremos un tramos en común con la Senda de la Ermita de Casuar PRC-SG 7 ascendiendo por la ladera hasta la zona.
Antes de comenzar el descenso, podemos apreciar una vista panorámica del cañón y un panel interpretativo que nos explica cómo se formó. Una vez abajo, podemos  acercarnos a visitar las ruinas del convento de San Martín de Casuar, de las que únicamente se conserva la iglesia, siendo declaradas Bien de Interés Cultural en 1997.
En este punto abandonamos la compañía del Sendero PRC-SG 7 que se nos marcha a nuestra derecha. Para continuar la senda debemos retomar el camino principal, dejando el río siempre a la izquierda, de esta forma nos adentramos en el cañón, que a partir de este punto alcanza una profundidad de hasta 150 metros y una anchura de los cortados de unos 250 metros.Durante este recorrido, podemos observar a nuestra derecha, un encinar espeso y a la izquierda, al otro lado del río,un bosquete abierto de sabinas árbol singular de este parque natural.
Continuando nuestro paseo nos encontramos un gran viaducto, de unos 60 metros de altura, que forma parte de la línea de ferrocarril Madrid-Irún. A partir de este punto podemos apreciar varios de los meandros más pronunciados del río y algunos de los cortados más espectaculares. Poco a poco, nos vamos acercando al final de nuestro trayecto, el pie de presa del Embalse de Linares del Arroyo, construido en los años 40. Una vez en este punto, iniciamos el regreso por el mismo camino.


Transporte utilizado: Vehículo propio.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad    Media

Distancia:  21 km
Desnivel +   594 metros      Desnivel -   594 metros
Tiempo Total:  4h 56'
Tiempo en Movimiento: 4h 30'
Tiempo Parado: 26'
Velocidad Media Total: 4,25 km/h
Velocidad Media Movimiento: 4,67 km/h
Indice IBP Index: 60





Descargar Track ruta GPX aquí


jueves, 18 de junio de 2015

Hoces del Río Riaza Valdevacas de Montejo Senda de la Ermita de Casuar PRC-SG 7


Mapa de la ruta







Comentario

Nota: Falta el desnivel acumulado y el perfil queda plano, debido a un fallo, pero la ruta se grabo correctamente se puede seguir sin problemas.

Esta senda discurre por la zona de reserva del Parque Natural y para transitar por ella entre el 1 de enero y el 31 de julio, se precisa una autorización. Esta autorización de be solicitarse en la Casa del Parque de Monte de la Vega.

Partimos del municipio de Valdevacas de Montejo, siguiendo las indicaciones de la señalización, nos dirigimos al camino desde el cual comienza esta senda, una pista de tierra que discurre entre diversos cultivos de secano.
Sin dejar el camino, llegamos al siguiente desvío, donde continuamos por la derecha, dejando a la izquierda la fuente de La Pililla, que sus aguas son aprovechadas para el riego de las huertas de la localidad.
En este tramo, apreciamos un bosque de sabina albar, árbol característico de este parque natural. Después de subir una pequeña cuesta, a unos 200 metros, debemos continuar en linea recta hasta alcanzar la siguiente bifurcación.
En este lugar, podemos ver un tipo de construcción utilizado por los pastores de esta zona para guardar los rebaños de ovejas; son las tenadas, construidas con piedra caliza y teja roja. Dejando atrás estas construcciones, seguimos el camino, por el que poco a poco vamos descendiendo. Abandonamos el camino, para continuar la ruta por una senda más estrecha y adentrarnos en un pequeño reguero.
A partir de aquí debemos estar atentos a los hitos y tomar un desvío a la derecha que nos llevará hasta la intersección con la senda del río, PR-SG 6. Continuaremos a nuestra derecha, tal y como nos indica la señalización, ascendemos por la ladera durante un 1.5 km. Antes de comenzar el descenso, podemos observar una vista panorámica del cañón, además un panel interpretativo que nos muestra como se formó.
Tras nuestro descenso, podemos acercarnos a visitar las ruinas del convento de San Martín de Casuar, de las que únicamente se conserva la iglesia. Este priorato benedictino fue adscrito al Monasterio de San Pedro de Arlanza, tras la donación por parte de Fernán González y su madre en el año 931. Indicar también que estas ruinas fueron declaradas Bien de Interés Cultural e 1997.
Para finalizar nuestro recorrido y volver al punto de inicio, tenemos que continuar durante 4,5 km por el camino perpendicular al río, en dirección a Vadevacas de Montejo. De esta forma, nos adentraremos en un pequeño cañón de espectaculares vistas, que una recorrido podremos divisar el núcleo de dicha localidad.


Transporte utilizado: Vehículo privado.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad    Fácil

Distancia:  10,9 km
Desnivel +         Desnivel -
Tiempo Total: 2h 56'
Tiempo en Movimiento:
Tiempo Parado:
Velocidad Media Total:
Velocidad Media Movimiento:
Indice IBP Index:





Descargar Track ruta GPX aquí


viernes, 12 de junio de 2015

Rascafría Las Presillas a Refugio de la Morcuera por Alto del Robledillo y bajada a las Cascadas del Purgatorio.


Mapa de la ruta













Comentario

Una ruta recorriendo montes y ríos, saldremos cercanos a Las Presillas en Rascafría,  para rodear completamente el Arroyo Aguilón, el cual baña toda esta área, subiremos hasta muy cerca del Puerto de la Morcuera, para bajar  por dicho arroyo hasta lo alto de las Cascadas del Purgatorio y la vuelta la haremos viniendo más tranquilamente por el GR 10-1 y la ribera del Río Lozoya.

La ruta comienza en el siguiente aparcamiento que hay un poco más arriba de la entrada a las Presillas, viniendo desde Rascafría, ya que si se quiere hacer esta ruta conviene madrugar un poco, por lo larga y las horas que se invertirán.  El aparcamiento de las Presillas no lo abren hasta las 10 de la mañana. Cruzamos la carretera y vemos un paso, nos vamos hacia la derecha,  teniendo un muro de piedra a nuestra izquierda a unos 400 metros llegamos a un puente sobre el Río Lozoya que debemos cruzar.  Ahora seguimos por la margen derecha del río un poco hasta llegar a un cruce de caminos, nos vamos hacia la izquierda a cruzar un pequeño puente,  vamos digamos dirección a las Presillas, pero en un momento dado, hacemos un giro brusco a la derecha para ir a tomar el sendero que nos subirá a la primera de nuestras cimas, el Alto del Robledillo, cuesta un poco, se nota que llega en frio. Arriba casi no se ve nada, las nubes y la niebla lo cubren todo, hay una especie de caseta en lo alto. Ahora hay una muy buena pista a seguir, hacemos un giro a la derecha, para acometer la segunda cima el Cerro Pelado,  muy cerca de este nos espera el Cerro Cardoso, es más una especie de montaña rusa, pues continuamente estas subiendo y bajando Cerros. En este Cerro me detengo a reponer energías, que ya comienzan  a faltar y aún me queda mucho por delante hasta terminar. Hay unas estupendas vistas, se ve de frente a mí, la Mole de Peñalara y a mi izquierda al fondo las Cabezas de Hierro y Najarra,  en el fondo del  Valle, se divisa como ha ido escarbando la montaña el Arroyo del Aguilón, es impresionante el cañón que ha formado. Ya solo nos queda el último Cerro de este lateral llamado Cerro Merino, desde aquí la pista nos lleva hacia la carretera que va al Puerto de la Morcuera, pasamos una barrera y seguimos junto a la carretera un pequeño tramo de unos 300 metros. En una curva nos alejamos de la carretera a nuestra derecha, vemos una pequeña cerca, la cruzamos sin problemas, ahora delante de nosotros vemos los Picos de la Najarra y Bailanderos,  en un momento dado justo cuando la pista hace un especie de ángulo, nos vamos por un pequeño sendero a la izquierda entre los pinos, que nos llevará al Refugio de la Morcuera.

Una vez llegados al Refugio de la Morcuera, enlazamos con el GR 10-1 el cual seguiremos durante un 1 km , siguiendo  una buena pista forestal. En una curva cerrada a la derecha, vemos  a nuestra izquierda un depósito de agua, y como baja el Arroyo de la Najarra, a partir de ahora, comienza un poco la aventura de conseguir llegar a las Cascadas del Purgatorio. Tendremos en más de una ocasión que cambiar de margen según convenga. En la parte final, conviene estar en el margen izquierdo, pues por él tendremos que subir posteriormente. Veo a un grupo de gente haciendo esta misma excursión, ellos van por la otra vertiente y les veo que a la llegada a las cascadas, deben tomar un senderillo que sube y sube. Al fin llego a mi destino, el terreno es bastante malo al final, pero nada que ver con lo que me espera, después de la Cascada, me recreo un buen rato encima de las Cascadas, pues no las veo desde aquí, al estar encima de ellas, si te vas un poco hacia arriba, se podrán ver.  Ahora toca subir por la ladera que tengo a mi izquierda, empinada como ella sola, y sin camino ni sendero, no me queda otra, que ir andando hacia mi próximo destino que es un bonito Mirador en zig zag a media ladera, buscando la mejor alternativa de subida. Después de mucho bregar, con las retamas consigo llegar al pinar que hay en todo  lo alto, ya estoy salvado y no quedan nada más que unos metros para llegar al mirador.

Desde este mirador, hay unas vistas estupendas que tengo que compartir con el ganado que me rodea, una paradita para retomar aire, y ahora la vuelta será mucho más fácil,  bajo a encontrarme de nuevo con el GR 10-1 que abandone al tomar la bajada por el arroyo. Ahora el tramo a seguir es algo más largo por este sendero, en un cruce a la izquierda lo abandonaremos definitivamente, para ir por una senda que nos hará enlazar con el sendero de Pequeño recorrido PR-M 25, que baja siguiendo el Río Lozoya. Llego hasta una antigua central eléctrica y me dirijo hacia ella, para ahora, ir muy pegado al río y en cuanto viera un buen lugar parar a comer, pues ya me está diciendo que es la hora de comer, que están las baterías bajo mínimos.  Paro junto al río, un buen remojo de pies, para relajarlos, como y un buen descanso, retomo el sendero junto al río, que me llevará de nuevo al puente que cruce al principio, así que la vuelta es por el mismo sitio. Deseo que disfrutéis de la ruta, es algo dura en determinados lugares, pero a mí me sorprendió, un saludo.



Transporte utilizado: Vehículo propio.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad      Muy dura

Distancia:  23,1 km
Desnivel +  918 metros      Desnivel -  919 metros
Tiempo Total:  7h 45'
Tiempo en Movimiento:
Tiempo Parado:
Velocidad Media Total:
Velocidad Media Movimiento:
Indice IBP Index:  101





Descargar Track ruta GPX aquí


sábado, 6 de junio de 2015

002 Montaraces: San Rafael apeadero de Gudillos subida al Cerro de la Sevillana y Arcipreste de Hita, bajada al río Moros y la Panera.


Mapa de la ruta













Comentario

Una ruta fácil, para estos tiempos que están por venir de calores y vientos del sur. Nos vamos a sumergir por los pinares del Espinar en Segovia, conociendo sus intrincadas sendas y pistas. Vamos a comenzar en un pequeño apeadero de tren, llamado Gudillos , al que se accede desde San Rafael fácilmente. Me trae muchísimos recuerdos de mi juventud este lugar  y los lugares por los que pasaré, cuantas veces he dormido a la luz de las estrellas en este lugar, y compartido risas con mis amigos de niñez. Además disfrutaremos  de un buen baño en las piscinas de La Panera en el río Moros.


La ruta comienza junto al apeadero de Renfe de Gudillos, al que llegamos desde el pueblo de san Rafael, por  El Paseo de San Juan. Vemos que es un lugar por el que pasa el Sendero de Gran Recorrido GR 88, que nace en Madrid, en el Pontón de la Oliva y termina en la zona del Espinar, en uno de sus cerros llamado Cerro de Salamanca. Salimos hacia las vías del tren en dirección oeste, tendremos que sortear unas casas, por lo que tenemos que pasar cerca del bancal de las vías del tren, por aquí tened cuidado, aunque no hay problemas se puede ir pegado a la casa, para evitar riesgos, vemos a lo lejos el túnel del tren que viene desde la zona de Cercedilla, cuantas veces vine montado en este tren, cargado con la mochila y la tienda de campaña. Cuando cruzábamos el túnel parecía que estábamos en otro lugar, todo lleno de pinares, praderas, arroyos una gozada.  Pasado este pequeño trecho, nos vamos a ir hacia un camino, vemos una cancela la pasamos , subimos  y en plena curva nos vamos a nuestra derecha a subir por el cortafuegos que tenemos delante de nosotros, es una subida que se hace bien, eso sí, subiendo despacio. Al poco conectamos con una pista, llamado camino del Agua, por el que ya subí en cierta ocasión, pues esta zona me la he andado durante unos 3 meses de aquí para ya, intentando recorrer todos sus caminos, y aún me quedan muchos más por recorrer. Si miramos a nuestra espalda según subimos, esta la imponente Cabeza Reina, no es muy alta pero hace agradable su vista desde el pueblo de San Rafael o desde otros lugares.  Después de unos 300 metros antes de llegar a una curva a derecha, vemos un sendero a nuestra izquierda, lo tomamos y comenzamos a subir de nuevo pero esta vez, en medio del pinar, es muy agradable esta subida. Nos deja en otro cortafuegos subimos y un poco campo través, tenemos delante de nosotros el Cerro de la Sevillana, un bonito lugar con unas vistas impresionantes de toda la zona, y como dice bien mi amigo Frank, se llama de esta manera, debido a que por esta zona pasan muchas torres de alta tensión, y en su momento pertenecían a la compañía eléctrica sevillana, por eso este lugar tomo dicho nombre, gracias Frank por la información. En este lugar hay numerosos bunkers de la guerra Civil Española,  restos que nunca debieran haber estado en lugar del mundo.

Después de un almuerzo en este lugar y el recreo de todo el grupo, proseguimos nuestro viaje, ahora nos vamos a acercar mediante otro sendero de gran recorrido el GR 10, a  uno de los monumentos más emblemáticos de esta parte de la sierra, El Monumento al Arcipreste de Hita,  fue declarado Monumento Natural de Interés Nacional en 1930 a petición de la Real Academia Española de la Lengua, para conmemorar los seis siglos  del "Libro del Buen Amor" que por cierto estoy leyendo en estos momentos. Para llegar a él, seguiremos las marcas del GR 10, y a su vez las marcas del sendero local, marcadas en blanco y verde, que nos llevarán justamente al lugar, pasamos una alambrada a nuestra derecha para acceder al Monumento, vemos unas piedras labradas con unos versos del autor.  Había estado en dos ocasiones en este lugar anteriormente, pero nunca me había parado a intentar subir por las piedras, así que algunos intrépidos e intrépida del grupo nos pusimos a la tarea y lo conseguimos, aunque es algo peligroso. Las vistas también lo merecen. Después de un descenso con precaución, reanudamos nuestra marcha todo el grupo. Volvimos sobre nuestros pasos y llegamos a la alambrada de nuevo, el lugar se llama Collado del Arcipreste de Hita, ahora bajamos por el collado de nuevo a Tierras Segovianas, después de haber estado durante un tiempo en Madrid, la senda está marcada por hitos de piedras, gracias a todos y todas que colocáis los hitos para nuestra ayuda, GRACIAS. La bajada es agradable, los niños que nos acompañan están ya deseosos de darse un chapuzón en las piscinas de la Panera, pero que sorpresa nos llevamos al cruzarnos en nuestro camino, con una carrera ciclista, que tenía como destino Segovia,  un fuerte aplauso para todos ellos. Nos bajamos un poco al Camino del agua, para no incordiarles mucho, aunque nos acompañaron nuestro viaje hasta el Rio Moros.  Junto a gran pradera a nuestra izquierda nace el río Gudillos, por el que volveremos a la vuelta, hay una fuente con agua fresca, que algunos compañeros se acercaron para rellenar sus cantimploras, un poco más adelante tenemos un cruce de caminos nos vamos a la izquierda para tomar de nuevo el Sendero GR 88, hasta el mismo aparcamiento de la Panera.  Ya está la gente nerviosa, con ganas de refrescarse y de comer, el calor comienza a notarse.  Y al fin el lugar tan deseado de la ruta, donde poder refrescarse los pies o los mas atrevidos sumergirse en las aguas gélidas del lugar. Un almuerzo en grupo, donde disfrutar de la compañía, tertulias y risas.



Ya tocaba regresar con todo nuestro pesar, algunos con desgana y  Carlos que tuvo que quedarse en el lugar a la espera de ser recogido posteriormente, ya que haciendo algún exceso se hizo una lesión en el tobillo, que impidió el disfrute de su compañía al regreso, todos le deseamos una pronta recuperación, un fuerte abrazo y que te pongas bien pronto.  Ahora tocaba regresar por el camino de vuelta hasta lo alto, donde nace el río Gudillos ahora era subida, pero despacio  y poco a poco llegamos de nuevo a la fuente, en medio de las praderas, de tan bello lugar. Tomamos una senda por encima de la fuente que bajaba progresivamente hacia nuestro destino, hubiésemos deseado que hubiera durado  más la ruta, eso sí, nos quedamos con las ganas de que Rosa, nos vuelva a sorprender como buena organizadora.  Ya se escuchaba el silbido del tren a lo lejos, anunciándonos de la pronta llegada a nuestro destino.  Cruzamos por un puente las vías del tren y nuestro trayecto termino, deseando de que haya muchos más, un fuerte abrazo para todos y todas, antonio.


Transporte utilizado: Vehículo propio, también se puede realizar en tren.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad Media

Distancia:  14 km
Desnivel +  552 metros     Desnivel -  460 metros
Tiempo Total:  7h 17'
Tiempo en Movimiento:  4h 13'
Tiempo Parado:  3h 03'
Velocidad Media Total:  1,94 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,34 km/h
Indice IBP Index:  57





Descargar Track ruta GPX aquí


miércoles, 3 de junio de 2015

El Escorial subida a Abantos y regreso por Cabeza de Gato


Mapa de la ruta













Comentario


Una ruta para subir a la cima más emblemática del Escorial, el monte de Abantos, en esta ocasión vamos a subir por la parte más directa, en la que la pendiente hace mas mella. Aunque el sendero está muy bien y casi no notas que vas subiendo. El regreso lo haremos por la llamada Cabeza de Gato, hace tiempo que la tenía en mente realizar, pero esperaba la llegada de la primavera avanzada para realizarla, pues es cuando las escoberas están en pleno apogeo y el color amarillo lo domina todo.


La ruta la comenzamos en lo alto de una urbanización,  pasado el Hospital, siguiendo la Calle Monte Escorial hasta el final, vemos que hay dos piedras que impiden el paso de vehículos  y más arriba ya no han construido mas, menos mal. Desde ahí, tomamos unos senderillos que van subiendo poco a poco, nos harán cruzar un cortafuegos y nos llevarán hasta una pista asfaltada, donde vemos una barrera la cual pasamos, ahora la carretera, comienza a tomar altura haciendo curvas y más curvas. En una de estas curvas se verá el sendero por el cual volveremos a la vuelta.  Llegamos a una especie de merendero, donde vemos mesas para tomar un tentempié. Seguimos de frente, a unos 200 metros, nos desviaremos a la derecha  por un sendero, ahora comienza la subida un poco más dura, pero el sendero también va zigzagueando, con lo cual el desnivel a salvar, se lleva bastante bien. Vemos ya encima de nuestras cabezas, una cruz blanca, señal de que ya estamos muy cerca de alcanzar la cima. Al fin en la cima, vemos su vértice geodésico y la cruz, hacemos un merecido descanso, reponemos energías y nos hacemos unas pocas fotos. El lugar está muy tranquilo, me imagino que el fin de semana estará más transitado.  Ahora subimos un poco, para llegar al muro, lo tomamos a nuestra derecha y comenzamos a bajar, siempre teniéndolo a nuestra izquierda, la primera parte, habrá que sortear algún roquedo que otro, sin problemas. Vemos a la lejanía el camino que se adentra en el Valle de los Caídos, por donde entraremos para ir hacia Cabeza de Gato.  Pasamos el muro, y tomamos una pista en bajada, ahora estamos entre un buen pinar, llegamos en una curva al Arroyo de los Tejos, donde rellenamos la cantimplora, con una agua bien fresca, seguimos descendiendo, se nos cruzan algún gamo que otro.  Bajamos por un cortafuegos para ahorrar algo de tiempo. Seguimos y nos vamos a desviar en un punto para subir a Cabeza de Gato, donde vemos una especie de refugio, hoy en día cerrado, pero con unas maravillosas vistas de la Sierra de Guadarrama, así como del Mirador del Altar Mayor.  Al poco ya estamos saliendo del bosque, volviendo a cruzar el muro. Ahora esta zona está despejada, pero las Retamas y Escoberas, están en pleno apogeo, con su flor amarilla lo inundan todo, con su color y aroma, las Jaras aún están un poco perezosas, pero van dejando ya también su aroma, junto a los Cantuesos. Pasado el muro, subir un poco a vuestra derecha, y mirar como a la izquierda veis un sendero, tomadlo y disfrutar de sus paisajes.  Este camino más amplio, se termina en un punto, y tomamos ya un senderillo a nuestra izquierda, también muy agradable que nos llevará a una de las curvas de asfalto, por las que subimos, ahora el camino de vuelta es el mismo, deseo que disfrutéis de la ruta, saludos.


Transporte utilizado:  Vehículo propio.


Época recomendada:  Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos







Nivel de dificultad    Dura   

Distancia:  18,84 km
Desnivel +  816 metros     Desnivel -  816 metros
Tiempo Total:  6h 24'
Tiempo en Movimiento:  5h 08'
Tiempo Parado:  1h 15'
Velocidad Media Total:  2,99 km/h
Velocidad Media Movimiento:  3,72 km/h
Indice IBP Index: 89





Descargar Track ruta GPX aquí