jueves, 17 de diciembre de 2015

117 Nucaban: Colonia Jardín a Príncipe Pío por Casa de Campo y Cerro Garabitas

Mapa de la ruta







Comentario



Es una fría mañana de finales de otoño y los Nuevos Caballeros Andantes se han dado cita en la Estación de Metro de Colonia Jardín, con la intención de dar un recorrido por la Casa de Campo hasta el Intercambiador de Príncipe Pío, en el sentido de las agujas del reloj, siempre pegados al muro de delimitación del parque público.

Había motivos de celebraciones, la Navidad de 2015 estaba próxima, que todos gozamos de buena salud y sobre todo porque estaba preparado el gran acontecimiento del año para el grupo: el nombramiento de dos nuevos caballeros andantes que ya han demostrado que son acreedores a ello por su simpatía, solidaridad, buen humor y todos las virtudes que adornan a los valientes caballeros andantes modernos. Para empezar con fuerza, lo primero que hacemos es tomar un café con churros y porras en la churrería Olivares. Hay que resaltar el buen humor, simpatía y agrado de las personas que nos atendieron, así como la excelencia de las porras y churros de dicho establecimiento situado en la calle Galicia. Volveremos. Comenzamos a caminar en la calle Fuentesauco, hasta la entrada del metro. Ascendemos por una escaleras y por la calle Ayllón llegamos hasta el Cordel de la Merinas y entramos a la Casa de Campo por la Puerta del Zarzón. Giramos a la izquierda y el numeroso grupo de hoy se va disgregando en grupos de dos o tres caballeros que “cabalgan” sobre sus botas en animada conversación. Seguimos avanzando, siempre al lado del muro, dejando a nuestra derecha el Cerro del Espinillo. La puerta de Rodajos nos indica que hemos llegado a la urbanización de lujo de Somosaguas, que se nos va quedando a nuestra izquierda siempre.
Pasamos al lado del nacimiento del arroyo de la Zarza y llegamos a la Puerta de Humera. Giramos a nuestra derecha para acercarnos al Cerro de Garabitas, lugar que han elegido los novatos para la gran ceremonia de nombramiento.

El sitio nos encoje el corazón al pensar la gran cantidad de personas que murieron en otro tiempo, por la locura de unos pocos y un patrioterismo mal entendido. Por eso nuestro recuerdo a todos aquellos inocentes que dieron su vida para el beneficio de los de siempre. Actos lúdicos como el nuestro, preñados de risas, abrazos, vivas a la vida y alegría desbordante, vienen a redimir este paraje de barbaries inútiles. Tampoco olvidemos que estamos en un otero privilegiado para disfrutar de las vistas de Madrid al completo. Nos encontramos a casi ochocientos metros de altitud y podemos dominar con nuestra vista todo lo que la calima contaminante que hay en estos momentos nos permite.

Retornamos hacia la tapia para continuar nuestro recorrido por Casa Quemada y cruzar el arroyo Antequina por el Puente de las Siete Rejas. Coronamos el Cerro de las Covatillas y pasamos las vías de Cercanías. Ahora el camino es un poco más ruidoso porque vamos al lado de la M-500 o Carretera de Castilla, incluso salimos unos metros al arcén, para luego, volver a cruzar las vías, esta vez por un pequeño túnel. Coincidimos de nuevo con la Cañada de las Merinas y cruzamos la M-30 por un paso elevado para llegar al Polideportivo José María Cagigal. Pasamos al otro lado del río Manzanares por el Puente de los Franceses para ir descendiendo por la calle de Aniceto Marinas, que así se llama la margen izquierda del río. Ahí vemos la ermita de San Antonio de la Florida, pasamos debajo del Puente de la Reina Victoria. Al llegar a unas escaleras nos incorporamos al paseo de la Florida y damos nuestro recorrido por terminado en el lugar que teníamos pensado.
Como es Navidad, hemos reservado mesa para comer todos juntos en La Tasca, restaurante situado justo enfrente del intercambiador, en el número 21 del paseo de la Florida. Fuimos muy bien atendido por el personal.

Ruta sencilla que se puede hacer en cualquier época del año incluso con niños porque no hay dificultades orográficas dignas de mención.



Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte: Salimos desde la estación de Metro de Colonia Jardín y el regreso lo hacemos desde Príncipe Pío, donde existen muchos medios de transporte público.


Galería de fotos








Vídeo de la ruta








Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Amador, Manolo, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.


Nivel de dificultad:  Fácil    

Distancia:  16,2 km
Tiempo total:  4h 13'
Tiempo en movimiento:  3h 48'
Tiempo parado:  24'
Velocidad media total:  3,86 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,28 km/h
Ritmo medio total por km:  15:57 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  13:22 min/km
Indice IBP Index:  47





Descargar Track ruta GPX aquí

miércoles, 9 de diciembre de 2015

116 Nucaban: Cañón del Río Aulencia Circular desde Colmenarejo pasando por la Mina Antigua Pilar

Mapa de la ruta







Comentario


La mañana es fresquita pero despejada. Los Nuevos Caballeros Andantes se dan cita tempranera en la entrada del Campus de Colmenarejo de la Universidad Carlos III.
Doctorados están ya en la Universidad de la vida pero con muchas ganas de seguir aprendiendo, pues su curiosidad es insaciable.
La aventura sin par, hoy nos llevará, en principio, a visitar la Antigua Mina del Pilar y rápidamente tomamos la colada del Molino. Cuando hemos recorrido unos quinientos metros, a la altura del Cercado de los Pinos, giramos a nuestra izquierda y nos adentramos por la Colada del Cerro que sin dejarla llegamos a nuestra primera sorpresa que no es otra que la Antigua Mina de Cobre del Pilar, puesta en funcionamiento por una compañía inglesa en el último tercio del Siglo XIX y abandonada en la segunda decena del Siglo XX. Tiene un panel explicativo que ha sido colocado recientemente y nos informa correctamente. Gracias a quien proceda.
Un poco más adelante, nos encaramamos en un otero precioso para quedarnos con la boca abierta por las vistas que podemos contemplar y porque aún queda un pozo abierto, como ejemplo de lo que en otro tiempo fueron explotaciones de mineral de cobre, por toda esta zona.
Hacemos un descenso vertiginoso y dejamos el camino para adentrarnos campo a través en dirección al arroyo de la Picaza y cruzarlo por un lugar que en su día, debió ser, un pequeño huerto y ahora es una frondosa praderita.
Ascendemos por el Madroñal y el camino nos va llevando hasta el descansadero de los Rasos del Madroñal.
Giramos a nuestra izquierda en el primer cruce que nos encontramos y tomamos la vía pecuaria.
Al llegar a una antigua cantera, tomamos el camino de la derecha, aunque cualquiera de los dos nos lleva a mismo lugar: La escuela de vuelo civil que hay en el punto en que ambos caminos convergen.
Cruzamos el camino de la Venta de San Antonio, el barranco de Valbellido, el arroyo de la Plata y tomamos en dirección contraria al sentido que llevamos. Una pequeñísima vereda nos pone en la colada de Cabeza Aguda que ya no dejaremos hasta el río Aulencia. El ambiente de la dehesa nos retrotrae a nuestros tiempos más juveniles cuando disfrutábamos correteando en la dehesa extremeña.
El cerro Cabeza Aguda nos contempla desde sus casi 800 metros, pero los componentes de la aventurera expedición no quieren perderse las excitantes escenas que les quedan por vivir en directo.
Pegados al vallado de una finca a nuestra derecha y a nuestra izquierda la pequeña corriente del río Aulencia, continuamos por el pequeño sendero e incluso giramos a nuestra derecha unos metros en una pequeña cuesta, para rápidamente girar a la izquierda y alejarnos de la maleza que nos prohíbe el paso por esta zona.
El camino está colgado en mitad de una pendiente tremenda, con cortados de más de cien metros, que hacen que el corazón de estos avezados ruteros se encoja de emoción.
Los cantos rodados, los enebros, algunos riscos que nos sirven de atalaya, son la delicia soñada de cualquier senderista.
Nos cruzamos con un experto ciclista, (hay que serlo para no caer por el precipicio), subiendo por una pendiente que nosotros tenemos que descender haciendo zetas para llegar a una de las varias pozas naturales que forman la corriente. Nuestra mirada se vuelve hacia arriba admirándonos del cañón natural ten hermoso que hoy tenemos la dicha de recorrer.
Llegamos a la presa vieja y tomamos las fotos de rigor, hoy nuestro fotógrafo luce la sonrisa feliz del que ha encontrado el filón soñado por todo fotógrafo, aunque sea aficionado.
El ascenso es duro pero llevadero por la Colada del Molino Sopas nos va llevando entre dehesas con ganado bravo, que tampoco tenemos la dicha de poder ver, aunque hubiera sido de lejos, porque de cerca los morlacos dan tanto respeto que, los duros caballeros no soportarían su miedo.
Atrás quedan los parajes de La Vinasquera, El Betunal o La Fundición, cuando de nuevo llegamos al Cercado de los Pinos y ya podemos ver la meta.
Esta ruta nos deja un recuerdo muy agradable y deploramos la no presencia del caballero Frank y otros ausentes. Acabamos cansados peros satisfechos.
Ruta para hacer en cualquier época del año, aunque no hay fuentes, pero la abundante vegetación hace que las inclemencias se sobrelleven mejor.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte:  Se llega en el autobús 631, que sale desde el intercambiador de Moncloa que te deja en la última parada, junto a la Universidad de Carlos III en Colmenarejo, la vuelta la haremos en el mismo autobús. 


Galería de fotos




Vídeo de la ruta







Caballeros Participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Amador, Manolo, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.



Nivel de dificultad: Media

Distancia:  18,5 km
Desnivel +  396 metros  Desnivel -  407 metros
Tiempo total:  5h 30'
Tiempo en movimiento:  4h 59'
Tiempo parado: 30'
Velocidad media total:  3,3km/h
Velocidad media en movimiento:  3,7 km/h
Ritmo medio total por km:  17:47 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  14:34 km/h
Indice IBP Index:  58




 
Direcciones de interes

Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno.
El Guadarramista Río Aulencia



Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 5 de diciembre de 2015

Navacerrada Embalse de la Maliciosa, Navacerrada, Alto del Hilo y Cerro de las Cabezas

Mapa de la ruta







Comentario


Una ruta sencilla subiendo a alguno de los cerros que rodean al embalse de Navacerrada y acercándonos al embalse de la Maliciosa en la Barranca. En esta ruta Navacerrada Dehesa de la Golondrina subimos a alguno de sus Cerros.

La ruta comienza en el pueblo de Navacerrada, cerca de la parada del autobús 691, en un cruce de caminos, por un lado nos viene el GR 10, Camino de Santiago, y nosotros volveremos por el paseo de La Longera, que queda a nuestra espalda. Subimos por la Calle de la Longera, hasta llegar a la Carretera M-607, la cruzamos y en frente nos espera una Vía Pecuaria, seguimos por ella durante un pequeño tramo. Nos vamos a desviar a la derecha por un sendero que indica a la Presa del Baño, donde veremos una pequeña cascada formada en el Río Navacerrada. 




Después de un pequeño descanso para recrearnos en el lugar, proseguimos hasta llegar a un paso canadiense, lo cruzamos, estamos muy cerca de la Zona llamada de La Barranca, que llegaríamos si siguiéramos el río Navacerrada hacia el Norte. Nosotros comenzamos poco a poco a subir para llegar al embalse de la Maliciosa, en el camino nos encontramos con una fuente donde poder refrescarnos. Pasamos una cancela  y en este punto la pista sigue subiendo un poco para llegar hasta el embalse, es pequeño, se reflejan en sus aguas la Majestuosa Maliciosa, una bonita montaña.




Después de una pequeña parada para almorzar, bajamos de nuevo por donde subimos hasta llegar a la cancela, ahora la tomaremos según bajamos a la izquierda, Es una buena pista, con un fuerte desnivel de bajada. La abandonamos a nuestra derecha antes de llegar abajo, donde vemos una pequeña urbanización y al poco nos encontramos con otra fuente. Ahora el sendero se estrecha, pero es muy agradable el paseo por esta zona, llena de jaras y grandes canchales con diversas formas, que cada uno, puede imaginar a su antojo. 




El sendero va a enlazar con el GR 10 y Camino de Santiago, justo al llegar al Arroyo de la Angostura, lo vadeamos en esta ocasión sin problemas, pues no lleva agua.




Ahora subimos cercanos a la carretera M-607, que un poco más arriba, tras pasar por una puerta deberemos cruzar, el GR 10, va hacia la derecha a Navacerrada pueblo, nosotros vamos un poco por el arcén a la izquierda, para salir a nuestra derecha, hacia la entrada al Alto del Hilo. Subimos por una buena pista, giramos a la izquierda y seguimos ganando altura, Llegamos a la altura de unos depósitos, en este punto giramos a la derecha, para subir un poco campo través, siguiendo una sendera, hasta lo alto de la cima, donde se encuentra el Alto del Hilo. Una vez allí, vemos como tenemos ante nuestros pies, el pueblo de Navacerrada y su embalse, y a otro lado en frente la Bola del Mundo y la Maliciosa, un buen lugar para disfrutar de sus vistas. 
 

Proseguimos nuestro caminar por un pequeño sendero que nos deja en una especie de collado que separa al Cerro de las Cabezas. Hay un cruce de caminos vamos un poco de frente, y vemos un paso lo cruzamos y dejamos a nuestra izquierda la alambrada. Al poco nos desviamos por una sendera a la izquierda para subir al pequeño puesto de piedra que vemos en lo alto. Una vez allí, vemos mucho mejor el embalse de Navacerrada.



Ahora toca bajar del Cerro de las Cabezas, por donde lo subimos hasta la cancela que pasamos. En este cruce ahora lo tomaremos a la derecha, para rodear el Cerro por su izquierda, bajamos para llegar a una carretera la M-861, antes tendremos que pasar bajo una pequeña alambrada o subir por ella, no tiene mucha complicación. 

Una vez en la carretera, nos vamos hacia el Embalse de Navacerrada. Pasamos primero por una puerta y cuando podemos nos bajamos hacia el embalse, para caminar junto a él, te da la sensación de estar en una playa. El paseo es encantador, con la luz del atardecer.


Llegamos a la altura de la desembocadura del río Navacerrada, ahora esta bajo, y su cruce es más sencillo, me imagino que cuando lleve mas agua, habría que subir un poco más arriba, para cruzarlo por algun paso. Una vez vadeado, buscamos la entrada a el Paseo de La Longera, es muy relajado y merece la pena disfrutar ese pequeño camino, al llegar al final del paseo, habremos llegado a nuestro final de ruta, deseo que disfrutéis de la ruta.




Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte: Vehículo propio, se puede realizar en transporte público en el autobús 691 que sale desde el intercambiador de Moncloa. .


Galería de fotos







 


Edelweiss participantes: Angela, Antonio.



Nivel de dificultad:  Media

Distancia:  13 km
Desnivel +  620 metros  Desnivel -  470 metros
Tiempo total:  6h 14'
Tiempo en movimiento:  4h 20'
Tiempo parado: 1h 53'
Velocidad media total:  2,1 km/h
Velocidad media en movimiento:  3 km/h
Ritmo medio total por km:  29:01 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  17:15 min/km
Indice IBP Index:  61





Descargar Track ruta GPX aquí

martes, 1 de diciembre de 2015

115 Nucaban: Galapagar por sus Ermitas, embalse de Valmayor y Navalquejigo

Mapa de la ruta







Comentario


Comenzamos nuestra ruta en la calle Cerro del Aire, frente a la Oficina de Correos de Galapagar.Tras dar buena cuenta del café con riquísimas porras y churros de la churrería Inés, con el cuerpo tonificado, nos ponemos en marcha con nuestro buen humor característico por la plaza del Caño, calles Ramona, Palomera y Pedriza, salimos definitivamente al campo y vemos a nuestra derecha la entrada a la Dehesa Vieja de titularidad pública.
A nuestra izquierda dejamos una gran urbanización y llegamos al cruce de la M-505, que hacemos tomando todas las precauciones posibles porque en ello nos va la vida.Caminamos un trecho dirección Colmenarejo por la Colada de las Latas, hasta que encontramos el Camino Real de Madrid o Cañada de las Merinas.
Visitamos la ermita de la Soledad, de reciente construcción y disfrutamos de las vistas que nos brinda el mirador hecho al lado con el panel explicativo de todo lo que vemos de sierra. Excelente idea.

Retomamos de nuevo el camino en dirección al pantano de Valmayor y disfrutamos en los oteros naturales, sobre todo nuestro fotógrafo oficial, el caballero Amador, cuyo objetivo plasma para la eternidad todo lo que nuestros ojos ven. El día es soleado y nada frío, poco a poco nos vamos despojando de las ropas de abrigo.
Ahora llegamos al pantano. Está muy bajo el nivel del agua y eso hace que podamos andar por zonas que normalmente están inundadas. Hay que tener en cuenta que lo normal, es que la ruta vaya por fuera de la valla de delimitación del pantano.
También podemos disfrutas y pasear por el Puente del Tercio, que no se ve, porque este monumento de bien cultural, que se ha “engullido” el agua y que nadie, hasta ahora, ha hecho nada por rescatarlo. Gracias a Chemarrama, otro caminante de los buenos, que nos indicó su existencia y por ese motivo decidimos hacer esta ruta de inmediato.

Encantados retomamos de nuevo nuestro camino en dirección a la Cañada Real Segoviana, para apartarnos a la izquierda y tomar el camino que nos lleva a las ruinas del antiguo asentamiento de Navalquejigo, que según la información que teníamos, (la Wikipedia hace milagros), ya pasaba Felipe II por este lugar cuando se estaba construyendo el Monasterio de San Lorenzo.
Nos salimos con pesar por la gran cantidad de caravanas habitadas que hay por todos los lados. No por que estén aquí, sino por lo sucio y mal conservado que esta todo, incluso han hecho una especie de iglú al lado de la fuente en lo que se intuye que fue una plaza.


Desde aquí nos fuimos a la estación de Cercanías de Las Zorreras, cuyas vías cruzamos por un subterraneo después de intentar pasar por otro lado, pero nos resultó imposible. Se puede evitar ese recorrido por el aparcamiento cruzando directamente por el paso de cebra que hay al lado de la parada del bus 661A. Las calles de Zamora y Toledo nos llevan hasta el puente que cruza las vías cerca de la estación de San Yago y retomar la Cañada Real Segoviana hasta la ermita del Cerrillo del SXV. Continuamos adelante para desviarnos a la izquierda por el camino de Colmenarejo, muy bien conservado, y entre encinas y vegetación de todo tipo, entramos en la Dehesa Vieja y la cruzamos hasta encontrar el camino que llevábamos de ida y retomarlo en sentido contrario hasta el punto de inicio.

Ruta preciosa que hicimos tomando parte de la que hizo en su momento Chemarrama, muchas gracias de nuevo, y que él no fue a las ruinas del Navalquejigo pero sí a la ermita de San Antonio de la Navata para terminar de nuevo en Galapagar.



Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte:  Se puede comenzar en Galapagar viniendo en el autobús 632 que viene desde el intercambiador de Moncloa, o al ser circular y pasar por las estaciones de Renfe de San Yago y las Zorreras desde cualquiera de ellas también. 


Galería de fotos



 


Vídeo de la ruta:






Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Frank, Amador, Carmelo.



Nivel de dificultadMedia

Distancia:  20,5 km
Desnivel +  216 metros  Desnivel -  132 metros
Tiempo total:  5h 31'
Tiempo en movimiento:  4h 59'
Tiempo parado:  32'
Velocidad media total:  3,72 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,12 km/h
Ritmo medio total por km:  16:10 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  13:08 min/km
Indice IBP Index:  54





Descargar Track ruta GPX aquí

domingo, 29 de noviembre de 2015

Cascadas del Purgatorio, bajando desde el Puerto de la Morcuera por arroyo de la Najarra

Mapa de la ruta






Comentario

Una bonita ruta desde el Puerto de la Morcuera, para acercarnos a las Cascadas del Purgatorio, por su parte alta, el regreso es mejor hacerlo por el mismo camino de ida.

La ruta comienza en el aparcamiento que hay justo en el Puerto de la Morcuera, subimos un poco por la carretera, hasta llegar al mismo puerto. Vemos un cartel anunciando Rascafría, ya en el Valle del Lozoya, y al lado una barrera, la obviamos, pues esta es para subir por un sendero de Pequeño Recorrido blanco y amarillo PR-M 11 a la Najarra o tal vez para los más intrépidos el inicio de la Cuerda Larga. Algo que aún tengo pendiente de realizar, que deseo, sea el próximo año. Bajamos un poco más y sale un camino a la izquierda y al poco un paso que se pasa sin dificultad. Nos vamos a ir hacia el arroyo de La Najarra, por el momento un poco alejado y al llegar a una buena pista que baja desde el Refugio de la Morcuera, por donde nosotros volveremos se trata del GR 10, de camino hacia el Monasterio del Paular y las Presillas, internándose por los bosques. En este lugar nosotros, vamos a bajar directamente de frente, cruzando dicha pista, para seguir el discurrir de este arroyo de la Najarra, que ira recogiendo pequeños arroyos a su paso. El paseo es muy tranquilo, disfrutas con las pequeñas cascadas que va formando el agua a su paso. Pisas sobre hierba que hace el caminar mucho más agradable, de vez en cuando hay que vadear algún arroyo sin problemas. Llegamos a una pradera muy grande, donde hay una pequeña edificación, antes eran unos viveros, aquí nos topamos por nuestra izquierda con la pista que dejamos arriba GR 10, ella sigue hacia Las Presillas. 

En este punto el arroyo cambia de nombre y se pasa a llamar del Aguilón o Navahondilla. Justo al final de la pradera, vamos a vadearlo, para bajar ya siempre por su margen derecha. Vamos a intentar seguir una pequeña senda marcada en la cartografía de Openciclemap ruta 199. Hay momentos que esta cerca del arroyo y en otras ocasiones nos aleja un poco para evitar ciertas partes de roquedos. Yo en otra ruta que hice desde Las Presillas circular subiendo hasta las Cascadas del  Purgatorio, http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9938500  baje por la otra margen, la izquierda, para luego vadear en varias ocasiones el arroyo. En esta iremos siempre por la margen derecha. Pasamos por algún mirador precioso y unas cascadas de ensueño. En un punto, en lugar de seguir la senda prevista, decidimos subir de frente hacia un pequeño alto, siguiendo unos hitos de piedra, luego tuvimos que bajar un poco para volver a retomar la senda original. En esta zona la senda esta ya muy difusa, así que hay que buscar el mejor camino. Ya estamos muy cerca de las Cascadas del Purgatorio, se escucha el estruendo de la caída del agua, Tenemos que vadear un pequeño arroyo y llegar hasta unos miradores, para poder observar la cascada desde otro angulo distinto al que tienen, los que la ven desde abajo. Es una preciosidad de lugar, invita al descanso. Comimos y después perezosos, pero sabiendo que la luz se nos marcha pronto arrancamos de nuevo. Volvemos a el arroyo anterior para subirlo pegados a su margen izquierda, ahora el sendero es muy difuso y un poco más arriba ya no ni lo ves, así que toca subir por el monte campo través, esperando ver pronto la luz, que se hace de rogar. Esta subida se podría evitar si subiéramos por el mismo lugar por el que hemos bajado, aún que intente probar el sendero marcado en la cartografía, y es difícil, pues en estos momentos no hay nada de nada, toca intuición y tirar de GPS. Un poco antes de llegar a lo alto, vemos un pequeño roquedo, hacemos una pequeña parada, para disfrutar de las vistas y tomar algo de munición para el cuerpo. Ya queda muy poco, el camino se va haciendo con menos inclinación. Llegamos a una pista y la cruzamos, en este punto, sería mucho más aconsejable, tomarla a la izquierda que nos llevará a un gran cortafuegos y una vez en él, girar a la derecha hasta el final. Nosotros seguimos de frente, cruzamos esta pista y nos internamos directamente en el bosque, con la intención de evitar seguir subiendo mas, pero no hay tanta subida y el camino es mucho más fácil de seguir por el que os propongo. Yo ya vine por allí en mi ruta circular. Llegamos a una cancela al lado de la carretera, pasamos y vamos por la derecha de la carretera donde hay un buen lugar para caminar, hasta que casi se termina y vemos a nuestra derecha un pequeño paso con alambrada, lo pasamos y seguimos por una especie de cortafuegos hasta encontrarnos de frente con otro pinar y otro cortafuegos a la derecha. En este punto andamos un poco a la derecha y vemos una pequeña senda a la izquierda que se interna en el pinar, la tomamos y nos lleva, justo al refugio de la Morcuera. Vemos como hay grupos de chavales de campamentos, con sus juegos, deseo que no se pierda ese contacto con la naturaleza. Salimos de la zona del Albergue para llegar a la carretera, la cruzamos y seguimos por una pequeña vereda junto a ella como un 1,5 km, que nos dejará en el Puerto de la Morcuera, antes pasaremos por la fuente de Cosio, donde si nos apetece descansar o tomar agua, podemos hacerlo, deseo que disfrutéis de la ruta.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte: Vehículo privado.


Galería de fotos




Edelweiss participantes: Angela, Antonio.





 
Nivel de dificultad:  Media

Distancia:  11 km
Desnivel +  433 metros  Desnivel -  446 metros
Tiempo total:  6h 30'
Tiempo en movimiento:  4h 28'
Tiempo parado:  2h 01'
Velocidad media total:  1,7 km/h
Velocidad media en movimiento:  2,48 km/h
Ritmo medio total por km:  35:31 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  20:00 min/km
Indice IBP Index:  59



sábado, 21 de noviembre de 2015

008 Montaraces: San Agustín de Guadalix Cascada del Hervidero Presa del Mesto

Mapa de la ruta



Powered by Wikiloc

Comentario


Ruta lineal por el Cañón del rió Guadalix en San Agustín del Guadalix, fácil, cómoda y con un paisaje muy bonito. Partiendo del polígono industrial de la salida 36 de la N-1, seguimos un senda que acompaña el cauce del rió en dirección norte por la margen izquierda. Es un sendero bien marcado y que va ascendiendo suavemente pasando por varias pequeñas presas de agua y el puente antiguo de hierro. Allí cambiamos de margen y seguimos por la derecha, después de bajar las escaleras de la casa del Canal del año 1857. Un poco mas adelante esta la cascada, junto a unos edificios y un viaducto del Canal, hay que bajar unas escaleras muy estrechas, por lo tanto hay que bajar con cuidado. Desde aquí vemos la cascada del Hervidero desde abajo, nos recrearemos. Después volvemos a subir las escaleras y atravesamos el viaducto y por la derecha pasamos por un estrechamiento en el sendero que nos conduce a la parte alta de la cascada, otro punto de vista distinto y con su sello particular. Nos volvemos a recrear. Toca subir al camino de la presa del Mesto, es una ladera con mucho desnivel y el tramo final muy pedregoso, luego todo muy llanito. Ahora toca seguir el sendero por los vallejos entre grandes formaciones rocosas y una vegetación de encinas y jaras. Al final la presa del mesto. El azud de El Mesto es un embalse español, hoy en desuso, situado en el cauce del río Guadalix, en la provincia de Madrid. Se inauguró en 1905 para derivar agua desde el río Guadalix al canal primitivo de abastecimiento a Madrid o Canal Bajo a través de un canal construido simultáneamente (Canal del Guadalix). Ya en 1859 se había construido en el mismo punto un azud y un canal de menores dimensiones con objeto de complementar el abastecimiento a Madrid, después de la aparición de las filtraciones del Pontón de la Oliva. En esta ocasión se pretendía realizar el abastecimiento de la capital durante las obras que había que efectuar en algunos tramos del canal primitivo, y que implicaban el corte del mismo. El objetivo se consiguió utilizándose después circunstancialmente estas instalaciones. No obstante estas no podían utilizarse en verano pues el azud no tiene capacidad de almacenamiento de agua y el caudal del río en esta época es muy bajo. Por ello se proyectó la construcción de un embalse aguas arriba, obra que no se ejecutó hasta 1967, año en que se puso en servicio el denominado inicialmente embalse de El Vellón, que más tarde se denominó Embalse de Pedrezuela. Con la construcción de este embalse el azud quedó en desuso, aunque se encuentra todavía operativo. Una ruta recomendable por su belleza para todo tipo de usuario. Visitar mejor después de temporada de lluvias, es mas espectacular


Época recomendada Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte: Vehículo propio, también se puede realizar en transporte público. Los Autobuses salen desde el intercambiador de Plaza Castilla.


Galería de fotos





 
Vídeo de la ruta




 
Nivel de dificultad:   Fácil

Distancia:  13,7 km

Tiempo total:  6h 24'
Tiempo en movimiento:  3h 43'
Tiempo parado:  2h 41'
Velocidad media total:  2,15 km/h
Velocidad media en movimiento:  3,69 km/h
Ritmo medio total por km:  28 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  14:36 min/km
Indice IBP Index:  40





Descargar Track ruta GPX aquí

lunes, 16 de noviembre de 2015

Navalafuente Circular por Miraflores de la Sierra

Mapa de la ruta







Comentario


La mañana es fresca, como corresponde a la época otoñal en la que hacemos la etapa, y las manos y las orejas se quedan frías.
El sol se despereza tímidamente y con sus rayos empieza a calentar y las verdes praderas van tomando de nuevo su hermoso color al desaparecer la escarcha. Los árboles de hoja caduca y el hermoso manto de la bruma nos pintan una maravillosa estampa. Los Nuevos Caballeros Andantes quedan extasiados ante las vistas que la naturaleza les ofrece. La conversación gira entorno a lo poco que somos y lo grandes que nos creemos.
La caminata empieza en la misma parada del bus 726, que está situada en el aparcamiento público del pueblo. Por la calle Eras de Arriba nos encaminamos hacia el camino de Miraflores.
Rodeados de vegetación de todo tipo, (enebros, fresnos, encinas, etc.), seguimos a buen ritmo y mejor humor, hasta cruzar la Vereda de las Viñas. Una ruta local nos acompaña, la ruta de los Dedros con carteles explicativos de los árboles, con su nombre científico y las curiosidades que debemos saber.
El arroyo Navacerrada se nos interpone en el camino que es amplio y está muy bien conservado. Grandes tubos por donde pasa el agua, hacen que nuestros pies sigan secos y dispuestos a seguir caminando hasta encontrar el puente que nos facilita el paso de la antigua vía férrea de Burgos, ya sin servicio. No olvidemos que lo “moderno” es el AVE, que nos ha hecho gastar miles de millones sin necesidad ninguna, cuando había otros trenes tan rápidos y más baratos, por no decir que alguno se lo “ha llevado crudo”.
Miraflores está a la vista, como La Pedriza o el Cerro del Pendón que está sobre nuestras cabezas.
El arroyo del Valle tiene un puente que mejor no intentar cruzar por él. Nosotros optamos por pasar por “las pasaeras” de piedra, aunque alguno se arriesgue a meter el pie por alguno de los enormes agujeros y cruce por el puente. Lo malo es cuando viene la crecida, ahí no hay piedra que soporte el agua y, o pasas por la vigas peladas o no lo haces.
El GR-10 está en nuestra mente aún por haberlo recorrido la primavera pasada y lo seguimos un trecho.
Las calles Ramón y Cajal y de la Estación nos llevan hasta la M-610, que dejaremos un poco más adelante para que las calles del Aguadero y Riaza, nos permitan llegar a la Iglesia Parroquial y Ayuntamiento.
Desde este punto iniciamos el retorno por un camino diferente en dirección a la antigua estación de RENFE de Miraflores de la Sierra.
Un tramo de la M-611, la calle Camino Nuevo y Jazmín nos llevan a enlazar con el GR-10 que sentirá las huellas de nuestras botas hasta llegar a la calle de la Estación, por donde descenderemos hasta las vías, por donde caminares por un sendero paralelo sin problema alguno.
Cruzamos el arroyo del Valle por un viaducto e inmediatamente tomamos un caminito que sale a nuestra derecha para ir descendiendo poco a poco entre jarales y enebros. Es la vereda de las majadas de Belén.
Nos encontramos con una cancela con un cartel de propiedad privada que es la entrada a una finca que iremos bordeando, sin dejar el camino que discurre pegado a la pared. Despreciando una vereda que sale a nuestra izquierda, llegaremos a las Majadas de Belén, que están abandonadas.
Cruzamos el arroyo Navacerrada y un poco más adelante disfrutamos de las vistas que nos ofrece un otero. Nos encaramamos en el más alto de los riscos y nos quedamos extasiados con lo que podemos observar a nuestro alrededor.
Ahora descendemos por la Vereda de la Huelga un pequeño tramo para rápidamente girar a nuestra izquierda y tomamos el camino del Molino de las Viñas.
Pasamos por la urbanización El Manantial y también el Regajo Merino. Entre enebros, fresnos, chopos, encinas y jaras, vemos la cartelería de una ruta local, la ruta de los Dedros, que nos explica muy bien la clase de árbol y su nombre científico.
Hermosos ejemplares vacunos de limusin pastan tranquilos en las verdes praderas cuya hierba ha brotado gracias a las abundantes lluvias otoñales de los días pasados. Admiramos una explotación de vacas lecheras que queda a nuestra izquierda, creemos que son frisonas, aunque todo esto lo ponemos en cuarentena debido a nuestra ignorancia en materias campestres, pero si sabemos que la leche que tomamos o los filetes que comemos no salen ni de un envase de cartón ni de una bandeja del mostrador frigorífico de supermercado.
Llegamos a nuestro punto de destino justo en la parada del bus 726 que tomaremos para retornar a Madrid.
Ruta muy sencilla, recomendada para cualquier época del año, aunque hay que tener en cuenta que el arroyo Navacerrada no tiene puente para cruzar en la zona que nosotros pasamos en la vuelta, por tanto puede venir crecido en época de lluvias abundantes.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte: Tomamos el autobús 726 que sale desde el intercambiador de Plaza Castilla y al ser circular, tomamos el mismo autobús para el regreso.


Galería de fotos









Video de la ruta







Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Frank, Amador, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.



Nivel de dificultad:  Media

Distancia:  20,3 km
Desnivel +  357 metros  Desnivel -  362 metros
Tiempo total:  5h 47'
Tiempo en movimiento:  4h 45'
Tiempo parado:  1h 01'
Velocidad media total:  3,52 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,28 km/h
Ritmo medio total por km:  17:05 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  12:42 min/km
Indice IBP Index:  60





Descargar Track ruta GPX aquí

Miraflores de la Sierra a Navalafuente

Mapa de la ruta







Comentario

Una ruta que nos lleva a recorrer dos de los pueblos que tenemos a las faldas de la Montaña del Pendón.


La ruta comienza, en la plaza del ayuntamiento de Miraflores de la Sierra, callejearemos hasta llegar a dar con el GR 10, que viene desde Bustarviejo y continua hacia Soto el Real. Se queda en las puertas del municipio. A la vez, el camino por el que bajamos es la Senda Local 3, coloreada por marcas blancas y verdes. Giramos a la izquierda para caminar durante un trecho por este Sendero de Gran Recorrido, hasta llegar a la antigua y abandonada estación de Miraflores de la Sierra, que lastima de abandonar las instalaciones. Se puede continuar utilizando el ferrocaril, para acercarnos a innumerables pueblos serranos, sin tener que depender del coche privado y el pago de impuestos por gasolina a los ricos y poderosos que dominan este mercado. Luchemos por el restablecimiento de las lineas en desuso. en lugar de crear nuevas carreteras y destrozar el medio ambiente.


Despues de un breve comentario de la realidad, vamos a seguir con otras realidades, que aún podemos disfrutar, como el caminar. A la llegada a la estación, seguiremos por las vías del tren, para cruzar por encima del viaducto sobre el arroyo del Valle. Justo antes de cruzarlo, nos vamos a desviar a la derecha, para tomar un pequeño sendero, que ira serpenteando, entre las jaras y plantas de este bosque mediterraneo. LLegamos a una puerta en la que indica prohibido el paso, nosotros según nuestra cartografía habia un camino, y decidimos pasar, la puerta no tenia ningún tipo de candado. Estuvimos un buen tramo dentro de este lugar, rodeado de ganado sin problemas, eso si, siempre cerrar las puertas, cuando paseis. Hay otra opción para evitar el paso por esta finca, que es en cuanto se llega a esta puerta, seguir de frente por la Vereda a las Majadas de Belen. Una vez llegadas a estas majadas,ir girando a la derecha, hacia el sur, cruzaremos el arroyo Navacerrada y seguirmos bajando, justo daremos con la otra puerta de salida de la finca, por la que salimos nosotros. A partir de aquí seguiremos el Camino del Molino de las Viñas. Pasamos junto a una zona de casas, llamada el Manantial. La última parte de este camino, se encuentra entre muros. Y al fin, llegamos a Navalafuente, a la zona donde hay un aparcamiento y la parada del autobús 726, Disfrutad de la ruta.



Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte: La ida la hacemos en el autobús 725 que sale desde el intercambiador de Plaza Castilla y la vuelta desde Navalafuente la haremos en el autobús 726 que termina en el intercambiador de Plaza Castilla.


Galería de fotos







Video de la Ruta






Caballeros Participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Frank, Amador, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.






Nivel de dificultad:  Muy fácil

Distancia:  10,4 km
Desnivel +  29 metros  Desnivel -  257 metros
Tiempo total:  2h 23'
Tiempo en movimiento:  2h 21'
Tiempo parado:  02'
Velocidad media total:  4,36 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,43 km/h
Ritmo medio total por km:  13:47 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  12:23 min/km
Indice IBP Index:  28





Descargar Track ruta GPX aquí

114 Nucaban: Navalafuente a Miraflores de la Sierra ( 5ª Etapa Camino de Santiago Complutense Alcalaino)

Mapa de la ruta










Comentario   



                                   (Quinta etapa del Camino de Santiago Complutense)


La mañana es fresca, como corresponde a la época otoñal en la que hacemos la etapa, y las manos y las orejas se quedan frías.
El sol se despereza tímidamente, con sus rayos empieza a calentar y las verdes praderas van tomando de nuevo su hermoso color al desaparecer la escarcha. Los árboles de hoja caduca y el hermoso manto de la bruma nos pintan una maravillosa estampa. Los Nuevos Caballeros Andantes quedan extasiados ante las vistas que la naturaleza les ofrece. La conversación gira entorno a lo poco que somos y lo grandes que nos creemos.
La caminata empieza en la misma parada del bus 726, que está situada en el aparcamiento público del pueblo. Por la calle Eras de Arriba nos encaminamos hacia el camino de Miraflores.
Rodeados de vegetación de todo tipo, (enebros, fresnos, encinas, etc.), seguimos a buen ritmo y mejor humor, hasta cruzar la Vereda de las Viñas. Una ruta local nos acompaña, la ruta de los Dedros con carteles explicativos de los árboles, con su nombre científico y las curiosidades que debemos saber.
El arroyo Navacerrada se nos interpone en el camino que es amplio y está muy bien conservado. Grandes tubos por donde pasa el agua, hacen que nuestros pies sigan secos y dispuestos a seguir caminando hasta encontrar el puente que nos facilita el paso de la antigua vía férrea de Burgos, ya sin servicio. No olvidemos que lo “moderno” es el AVE, que nos ha hecho gastar miles de millones sin necesidad ninguna, cuando había otros trenes tan rápidos y más baratos, por no decir que alguno se lo “ha llevado crudo”.
Miraflores está a la vista, como La Pedriza o el Cerro del Pendón que está sobre nuestras cabezas.
El arroyo del Valle, tiene un puente que mejor no intentar cruzar por él. Nosotros optamos por pasar por “las pasaeras” de piedra, aunque alguno se arriesgue a meter el pie por alguno de los enormes agujeros y cruce por el puente. Lo malo es cuando viene la crecida, ahí no hay piedra que soporte el agua y, o pasas por la vigas peladas o no lo haces.
El GR-10 está en nuestra mente aún por haberlo recorrido la primavera pasada y lo seguimos un trecho.
Las calles Ramón y Cajal y de la Estación nos llevan hasta la M-610, que dejaremos un poco más adelante para que las calles del Aguadero y Riaza, nos permitan llegar a la Iglesia Parroquial y Ayuntamiento. Lugar en que sellamos nuestras credenciales de peregrinos.
De momento dejamos aparcamos este proyecto hasta dentro de unos meses en que lo retomaremos para en el año que nos sigue, lleguemos al menos a Segovia.

Etapa fácil y de transición.



Época recomendada:   Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte:    Salimos desde el intercambiador de Plaza Castilla en el autobús 726, la vuelta la hacemos en el autobús 725 que nos lleva también al intercambiador de Plaza Castilla.



Galería de fotos 






Vídeo de la ruta 








Caballeros Participantes:  Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Frank, Amador, Carmelo, Antonio Burdalo, Román.



Nivel de dificultad:  Fácil


Distancia:  9,5 km
Desnivel +  330 metros Desnivel -  87 metros
Tiempo total:  3h 15'
Tiempo en movimiento:  2h 26'
Tiempo parado:  48'
Velocidad media total:  2,93 km/h
Velocidad media en movimiento:  3,9 km/h
Ritmo medio total por km:  20:29 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  14:19 min/km
Indice IBP Index:  37







Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 14 de noviembre de 2015

Canencia a las Cascadas de Mojonavalle subiendo por Los Altares y Puerto de Canencia

Mapa de la ruta






Comentario

Una agradable ruta otoñal, para visitar una de esas bonitas cascadas perdidas por la Sierra de Guadarrama, llamada Mojonavalle, a la que se puede acceder fácilmente desde el puerto de Canencia, para hacerla algo más entretenida, subiremos desde el Puente del Vadillo cercano al pueblo de Canencia, a las Peñas de los Altares, y disfrutar de sus vistas.

La ruta la comenzamos en el Puente del Vadillo,  se encuentra en la salida de Canencia en la carretera hacia el puerto de Canencia. Hay algún lugar donde podremos dejar el coche. Cruzamos una pequeña cancela y a continuación hay que vadear el arroyo del Maíllo, depende de la época del año, será más fácil o no. Nosotros saltamos algunas piedras, y superado el arroyo, luego comenzamos a subir por una pista, haciendo zetas, donde enlazaremos según la cartografía, con el sendero de pequeño recorrido PR-M 28, que en la realidad no existe, pues no esta señalizado de ninguna manera, esto lo cuento como anécdota, porque en Madrid, el cuidado por parte de la Administración del Medio Ambiente, brilla por su ausencia, o mejor dicho, lo ensucia. Estamos poco en esta pista, al llegar a un cortafuegos, subimos por el, y al poco nos vamos a desviar por una pequeña senda a la izquierda, con una baliza de color naranja, que aún sobrevive. Este sendero es una verdadera preciosidad, merece la pena.

 
Vamos prácticamente andando sobre la misma curva de nivel, hasta que enlazamos con otra pista, se trata del Camino de Miraflores de la Sierra, lo cogemos a la derecha, y como a 500 metros, nos vamos a ir hacia la derecha a Las Peñas de los Altares, por un pequeño sendero que se pierde, pero no hay perdida. Por este camino también subimos desde el pueblo de Canencia hasta los Altares en esta ruta (Canencia a la Cascada de Rovellanos subiendo por el Mirador de los Altares)  Al fin en la Peña de los Altares, se trata de unos bloques de piedras, que tienen unas bonitas vistas al Valle del Lozoya, un descanso para reponer energías, y disfrutar del lugar.


 
Retomamos el camino por el que llegamos aquí, para tomar de nuevo la pista a la derecha. Ya las subidas casi se han terminado y se camina más relajado. Encontramos una fuente un poco antes de llegar a un cruce de caminos, junto al Collado Cerrado o Hermoso, un lugar con unas praderas increíbles, bonito lugar para pasar el día. Una pequeña subida y ya estamos junto al aparcamiento del Puerto de Canencia, hoy esta abarrotado, hay otra fuente en este lugar.
 


Nos dirigimos hacia la carretera, que va al Puerto de Canencia, la cruzamos y en frente una gran fuente, llamada de La Raja, ahora estamos en otra buena pista, que coincide con el Sendero de Gran Recorrido GR 10, señalizado por marcas blancas y rojas, lo vamos a seguir hasta llegar al Centro de Educación Ambiental el Hornillo y bien que hace falta que este centro estuviera abierto las 24 horas del día de todo el año, porque falta hace. Nos sentamos por su parte trasera, donde comemos y hacemos un descanso. Justo detrás de este centro sale una senda que nos lleva directamente a la base de las Cascadas de Mojonavalle, un paseo entre pinos y abedules. Escuchamos el rugir del agua, ya hemos llegado, una preciosidad, pensaba que por la fecha en la que estábamos y por la falta de lluvias no tendría agua, y nos llevamos una sorpresa, muy bonita. Una parada para disfrutar y hacer unas fotos de recuerdo. 
 


Ahora vamos a bajar por un sendero difuso pegados al arroyo del Sestil del Maíllo, hay una senda que va un poco más alta, pero decidimos y más pegados al río y la verdad que fue todo un acierto, una verdadera preciosidad bajar en otoño por aquí, una variedad de colores, de sonidos, de olores, en fin una maravilla. Tuvimos que vadear alguna vez que otra el arroyo, para tomar el mejor camino de bajada. 
 


Llegamos a un puente de piedra y un cruce de caminos, la senda sigue bajando por el arroyo, pero nosotros ahora lo abandonamos a la izquierda subiendo por una pista que al poco se pone en horizontal, y luego comienza a bajar hacia nuestro final. El paseo ahora es silencioso, vemos algún que otro acebo, es como sentirse en otro lugar. Disfrutad de la ruta.



Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Transporte: Vehículo propio.


Galería de fotos



 




Edelweiss participantes: Angela, Antonio.



Nivel de Dificultad:   Media

Distancia:  13,7 km
Desnivel +  493 metros  Desnivel -  349 metros
Tiempo total: 6h 28'
Tiempo en movimiento:  4h 42'
Tiempo parado:  1h 45'
Velocidad media total: 2,12 km/h
Velocidad media en movimiento:  2,92 km/h
Ritmo medio total por km:  28:27 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  17:31 min/km
Indice IBP Index:  52   Informe IBP INDEX





Descargar Track ruta GPS  aquí