martes, 25 de noviembre de 2014

095 Nucaban: Chiloeches a Guadalajara Capital (tercera etapa y última)


Mapa de la ruta







Comentario

                                     CHILOECHES-GUADALAJARA


Antes de comenzar la ruta de hoy, hacemos una visita breve al Ayuntamiento de Chiloeches. Somos atendidos por una amable funcionaria que nos proporciona unos folletos con información muy útil sobre las rutas que se pueden seguir en todo el término municipal. Esta es ampliada por un policía local que nos da detalles de lugares que podemos visitar. Gracias a estos dos funcionarios en particular y a todos en general por su buen hacer de siempre.
Un poco más adelante está el Palacio del Marqués de Chiloeches. Una edificación del siglo XVIII que, junto con la ermita de la Virgen de la Soledad, forman un conjunto de dos edificios construidos en madera y piedra muy bien conservados. Damos las gracias a la persona que no puso ningún impedimento a que pudiéramos ver el patio del palacio, ya que es propiedad privada.
La ruta empieza en la Biblioteca Municipal. Subimos por la calle Camino de Guadalajara hasta salir del pueblo y adentrarnos en una zona de arbolado.
Llegamos a un cruce y tomamos el camino de la derecha. Seguimos la indicación de la tablilla que nos orienta hacia el Mirador de Peñalba. Pasamos al lado de la fuente de Ontanilla. Tenemos un poco de mala suerte porque hace un día de otoño con niebla que nos dificulta poder disfrutar de las hermosísimas vistas que intuimos nos puede proporcionar el mirador. Pero los caballeros, fuertes de espíritu, curtidos en 95 rutas y con el sentido del humor que nos caracteriza, no dudamos en poner en marcha nuestra imaginación que nos hace ver a través de la niebla.
Volvemos sobre nuestros pasos para retomar de nuevo el camino de la derecha, está indicado a Chiloeches en ambos sentidos. En nuestro camino encontraremos el manantial de la Veguilla y unos metros más adelante la fuente del mismo nombre, ambos a la izquierda. El manantial desagua mediante un tubo para evitar la erosión del camino y la fuente tiene un abrevadero al otro lado.
La expedición llega a un cruce de caminos y nosotros tomamos la indicación a Valfrío. Disfrutando del buen tiempo y de la naturaleza, llegamos a un cruce, frente a un edificio, para dar un brusco giro a la izquierda y tomar un camino en dirección a la capital alcarreña. Es la cuesta de San Cristobal. Nos espera el Collado del Zurraque que nos ofrece unas maravillosas vistas que ahora si podemos disfrutar, ya que la niebla ha levantado.
Tras una repentina bajada llegamos a la carretera N-320 para intentar cruzar como podemos. Nunca entenderemos como puede haber caminos que no tengan principio ni fin, que nos obligue a jugarnos la vida cada vez que llegamos a la entrada de una gran ciudad, porque no se tenga en cuenta que los senderos deben tener el acceso que ancestralmente han tenido y que lo que conocemos como progreso no debe estar reñido con los derechos ancestrales que tenemos todos los españoles en ese patrimonio que son los caminos públicos.
Dejamos el hospital a mano derecha y seguimos caminando y cruzando calles, ahora sí, por pasos de cebra o regulados por semáforos, hasta cruzar la A-2 debajo de un puente.
Giramos a la derecha, dejando a nuestra izquierda el hotel Alcarria y caminamos hasta el final de la  calle del Ferial, hasta la calle Francisco Arizmendi bordeando el colegio de la RR. MM. Adoratrices construido por la Condesa de la Vega del Pozo cuyo mausoleo no podemos visitar por estar cerrado en esos momentos.
Disfrutamos en nuestro paseo del parque de San Roque y parque de la Concordia que tiene un bonito templete donde a buen seguro se podrán escuchar orquestas o bandas de música en directo. ¡Qué delicia!
Pasamos por la Puerta de Bejanque, situada en la plaza del mismo nombre. Continuamos hasta la Concatedral, siempre es bueno encontrar una iglesia para que aquellos caballeros que lo deseen la visiten y puedan hacer sus plegarias.
La calle Salazaras, Torreón del Alamín, construcción del siglo XIII, nos conducen al parque lineal del mismo nombre.
Nuestra intención es llegar a la plaza Mayor, pero antes debemos visitar el palacio del Infantado que ahora es Museo Provincial, en cuya puerta nos da la bienvenida la estatua del Cardenal Mendoza.
Caminamos por la calle Miguel Fluiters hasta la meta de nuestro recorrido de hoy que está situada en la plaza mayor, frente al ayuntamiento.
La ruta ha transcurrido entre el campo y la ciudad. Aprovechando el deleite del bosque mediterráneo y el enriquecimiento que nos da el visitar, aunque sea de pasada, los principales monumentos de Guadalajara y dar un pequeño repaso a su historia.
Hoy han sido pocos kilómetros pero muy bien aprovechados.
Se puede hacer en cualquier época del año y como es cortita nos pueden acompañar los niños.


Transporte utilizado: Vehículo propio.


Época del año: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos






Caballeros Participantes: Antonio, Tomás, Frank, Amador, Julian, Carmelo.


Vídeo de la ruta






Indice de Dificultad   Media 



Distancia: 12,7 km
Desnivel + 258 metros Desnivel - 339 metros
Tiempo total: 3h 54'
Tiempo en movimiento: 2h 54'
Tiempo parado: 1h
Velocidad media total: 3,4 km/hM
Velocidad media en movimiento: 4,5 km/h
Ritmo medio total por KM: 17' 51''
Ritmo medio en movimiento por KM: 13' 13''
Indice IBP Index:  42















Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 22 de noviembre de 2014

El Cardoso de la Sierra al Hayedo de Montejo por la ribera del río Jarama


Mapa de la ruta






Comentario

Un bonito paseo otoñal junto al Hayedo de Montejo, partiendo desde El Cardoso de la Sierra y a través del río Jarama llegar hasta él. La vuelta la haremos por el GR 88.

La ruta comienza en la localidad de El Cardoso de la Sierra en la Sierra del Rincón, provincia de Guadalajara. Salimos del pueblo siguiendo las marcas del GR 88, que nos llevarán hasta el río Jarama, antes pasamos por la Ermita de San Roque. Cuando cruzamos el río Jarama por un puente de madera, vemos como el sube hacia la izquierda y nosotros en este punto vamos a tomar un pequeño sendero a la derecha, muy poco marcado. Dejaremos la verja de alambre a nuestra derecha, seguiremos por él siguiendo el curso del río. El paseo es muy agradable, estamos recorriendo un bosque de robles y en algún momento de pinos. Vamos pegados al río, hasta que este sendero comienza a tomar altura y se convierte en una pista, que nos llevaría hasta el Puerto del Cardoso, nosotros un poco antes tomamos un desvío a la derecha, para bajar de nuevo hacia el río, un poco campo través al principio, hasta que damos de nuevo con otro sendero. Cruzamos el río, por una pasarela de cemento sin problemas, subimos una pradera y llegamos a la carretera. Estamos junto al Hayedo de Montejo, Cruzamos esta carretera y en frente vemos una pista que sube, la tomamos durante un rato, desde aquí se divisa todo el Hayedo de Montejo, luego volveremos sobre nuestros pasos, para retomar el GR 88, que nos devolverá de nuevo a nuestro punto de salida. Disfrutad de la ruta, saludos.


Transporte utilizado: Vehículo propio.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos





Indice de Dificultad  Fácil 

Distancia: 12,5 km
Desnivel + 253 metros Desnivel - 217 metros
Tiempo total: 3h 36'
Tiempo en movimiento: 3h 06'
Tiempo parado: 30'
Velocidad media total: 3,5 km/h
Velocidad media en movimiento: 4 km/h
Ritmo medio total por KM: 17' 21''
Ritmo medio en movimiento por KM: 14' 51''
Indice IBP Index:  40















Descargar Track ruta GPX aquí

jueves, 20 de noviembre de 2014

Manzanares el Real circular por la Pedriza, la Ida por Cañada Real Segoviana y volviendo por el GR 10 y PR-M 1


Mapa de la ruta







Comentario

Un bonito paseo, en un día de otoño con un tiempo genial para poder disfrutarlo. Salimos desde Miraflores de la Sierra, haremos una ruta circular a la ida iremos por el antiguo trazado del GR 10 siguiendo la Cañada Real Segoviana, hasta que llegamos a conectar con el GR 10 que nos seguirá para regresar, atravesando la Gran Cañada y descenderemos por el PR-M 1.A la vuelta podremos disfrutar de un lugar muy desconocido llamado La Raja, una grieta en la montaña impresionante.

La ruta la comenzamos temprano, antes pasamos por la Churrería del pueblo, habiendo preguntado algún paisano, que amablemente nos la ha indicado. Después de rellenar el estomago, que a la postre gastaríamos todo lo desayunado. Comenzamos saliendo junto al Castillo, para llegar a la Gasolinera que hay junto a la  carretera M-608, vemos un cartel por la parte trasera de esta, indicando el camino a seguir la Cañada Real Segoviana y el antiguo trazado del GR 10. El paseo es muy agradable, junto a la orilla del Embalse de Santillana, vemos como las aves, se levantan temprano para continuar con su emigración a tierras lejanas. Vemos al otro lado, como se alza la figura del Cerro de San Pedro, al que ya hemos subido en más de una ocasión. El camino es fácil de seguir, eso sí, se notan las últimas lluvias y a veces tenemos que atravesar varios arroyos muy crecidos, que hace, que tengamos que hacer malabarismo sobre las piedras para sortearlos. En un punto, tenemos que atravesar la carretera M-608 para continuar al otro lado, por este motivo, se cambio en parte el recorrido del GR 10, para evitar posibles accidentes con los coches. Al otro lado, nos espera una buena pista, llegamos a un punto donde conectamos con el ahora GR 10, el cual seguiremos ya durante un buen rato, hasta que lleguemos a la mitad de la Gran Cañada de la Pedriza. Vemos muy cerca de este punto, como se levanta bien erguido el Canto del Berrueco, una piedra que hace equilibrios para no caerse, es una lástima que este dentro de una finca privada, con lo que tenemos que conformarnos con hacer algunas fotos desde fuera. Paramos antes de llegar al Arroyo de Santillana, para hacer un almuerzo, porque a partir de ahora, todo va a ser un poco más cuesta arriba de lo que llevábamos. Nos acercamos al arroyo, que viene crecido, afortunadamente vemos unos palos y junto a ellos una cuerda que nos servirá para pasar sin problemas. Nada más pasar, al poco trecho a la derecha vemos una pequeña senda, es el desvío para acercarnos hasta la Raja, un lugar muy singular de la Pedriza, no la conocía y la verdad que es muy bonito, subimos un poco por este sendero, hasta que llegamos a la entrada, vemos unas cuerdas, que nos ayudan a bajar, hay que tener cuidado, pues al lado derecho vemos una especie de cascada y un buen precipicio, así que, mucho cuidado al bajar y luego al subir. Ya en el interior, parece que estas en otro lugar, nunca había sentido esto antes, estas totalmente encajonado en unas paredes estrechas y muy altas. Vamos hasta el final, por si hubiese salida, pero nada de nada, la única forma es por el mismo sitio que hemos venido o por  una de esas cuerdas que penden de lo alto, decidimos ir por donde hemos venido. Regresamos por el sendero, al GR 10, bajamos hasta cruzar un arroyo, y a partir de ahí viene una buena subida con un desnivel de unos 300 metros, con algún descanso que otro, llegamos hasta lo alto. Ahora ya estamos en la Gran Cañada de la Pedriza, ahora es mucho más cómodo el discurrir y disfrutar de las vistas. Llegamos al cruce con el PR-M 1 lo tomamos a la izquierda, para bajar al pueblo, a la derecha nos llevaría hacia el Yelmo. En esta zona nos encontramos con varios rebaños de Cabras Montesas, todo un gusto, poder disfrutar viéndolas. El regreso por el PR-M 1 no tiene grandes complicaciones, pasamos junto a la Cueva de Ave María la cual sigo sin descubrirla jajaja para otra ocasión. Ya hemos llegado hasta al pueblo, aún seguimos las marcas del sendero, hasta que las abandonamos para dirigirnos hacia el Castillo. Comimos en un buen lugar, el Restaurante la Jara, un buen menú y una comida estupenda. Saludos y disfrutad de la ruta.


Transporte utilizado: Vehículo propio, también se puede realizar en transporte publico en los autobuses 720 y 724 este último, viene desde el intercambiador de Plaza Castilla.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos





Indice de Dificultad  Media

Distancia: 15,8 km
Desnivel + 476 metros Desnivel - 457 metros
Tiempo total: 5h 44'
Tiempo en movimiento: 3h 55'
Tiempo parado: 1h 49'
Velocidad media total: 2,7 km/h
Velocidad media en movimiento: 4 km/h
Ritmo medio total por KM: 21' 53''
Ritmo medio en movimiento por KM: 14' 54''
Indice IBP Index:  61















Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 15 de noviembre de 2014

Talamanca de Jarama a El Molar y sus dos Cerros


Mapa de la ruta





Comentario

Un agradable paseo desde la ribera del río Jarama, hasta los Cerros del Molar. El día estaba ventoso, aún así, nos permitió disfrutar de los campos y de los cielos tan bonitos de otoño.

La ruta la comenzamos junto a las Murallas de Talamanca de Jarama y el antiguo silo de cereales, un pequeño camino nos acerca hasta el río Jarama, vemos una pasarela que nos permitirá poder vadear el río, la verdad que no hay muchos y es una sorpresa el poder encontrarlos. Según cruzamos el río, vamos un poco a su vera, para al poco desviarnos hacia nuestra izquierda, vamos viendo campos ahora labrados  esperando a su tiempo de cosecha. La tierra rojiza, contrasta con algunos campos verdes y con las nubes que en algún momento se muestran hurañas y no nos dejan ver el sol. Cruzamos varios arroyos como el del Morenillo sin problemas. Cruzamos la autovía A-1 por un puente sin problemas, al fondo tenemos los dos cerros en frente de nosotros, hay entre ellos un pequeño acueducto del Canal, por el cual no pasaremos si no  que nos desviaremos a nuestra izquierda para subir a uno de ellos. Justo  antes de tomar el desvío, tenemos una fuente con abrevadero, donde saciar nuestra sed. Rodeamos el cerro y  ya estamos en las primeras viviendas de El Molar. Pasamos por sus calles principales, el ayuntamiento, la iglesia. En este paseo por sus calles, nos encontramos con una bonita sorpresa, que la verdad me hizo mucha ilusión, se trata de una antigua fonda del siglo 19, cuyo nombre es Olivares, donde se paraban las carrozas de camino hacia Segovia, donde se hospedaron ilustres personajes de la época como Goya o la mismísima Reyna Isabel. Antes de entrar en ella, vimos un pequeño patio y unas aves rapaces dentro, son sorprendió el verlas, así que nos acercamos y el dueño llamado Antonio, muy amablemente nos mostro el lugar y explico el tipo de aves que eran. También me dejo disfrutar de algún águila y búhos encima de mí. Una sensación que de verdad,  os la recomiendo, viendo como se dejaba acariciar e incluso jugueteaba con mi dedo, yo diciendo que me quedo sin él, pero ella sabía lo que hacía.  Nos fuimos del lugar, agradeciendo la atención a Antonio, y con una bonita sonrisa en nuestros rostros, por haber podido disfrutar de algo tan hermoso. Entramos en la fonda y nos tomamos un pequeño aperitivo, en este lugar, también pasaron algunos caballeros de Nucaban en sus andanzas. Contentos y felices salimos de la Fonda y nos dirigimos a subir al segundo Cerro que rodea El Molar, en donde se encuentra en lo alto, la Ermita de San Isidro, un lugar con una bonitas vistas y lugar para poder disfrutar de una buena parada. Comenzamos la bajada, y salimos de nuevo de El Molar cruzando otro puente sobre la A-1. Volvimos a ver infraestructuras del canal de Isabel II, cruzamos de nuevo el arroyo del Morenillo, había una luz preciosa a estas horas, subimos a un pequeño alto, para disfrutar de las vistas, eso sí, el viento hacia de las suyas y te dejaba el rostro frio. Fuimos bajando hasta llegar sobre el camino que tomamos para subir, volvimos a cruzar la Pasarela sobre el río Jarama, y al fondo ya veíamos  el silo, y el resto de las Murallas de Talamanca de Jarama, que eran nuestro destino, el hambre ya apretaba, así que raudos y veloces hicimos los ejercicios pertinentes de estiramientos y al almuerzo. Disfrutad de la ruta, saludos.


Transporte utilizado:  Vehículo propio, también se puede realizar en transporte público en el autobús 197.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos






Indice de Dificultad  Media

Distancia: 18,9 km
Desnivel + 345 metros Desnivel - 266 metros
Tiempo total: 5h 48'
Tiempo en movimiento: 4h 23'
Tiempo parado: 1h 25'
Velocidad media total: 3,3 km/h
Velocidad media en movimiento: 4,3 km/h
Ritmo medio total por KM: 18' 25''
Ritmo medio en movimiento por KM: 13'56''
Indice IBP Index:  59
















Descargar Track ruta GPX aquí






jueves, 13 de noviembre de 2014

Miraflores de la Sierra subida a La Perdiguera por el PR-M 11 y bajada por La Cuerda de la Vaqueriza


Mapa de la ruta






Comentario

Una ruta otoñal por las Cercanías del Parque Nacional de Guadarrama, descubriendo el nacimiento del Río Guadalix, por el que he pasado en más de una ocasión y subiendo a una de sus cumbres, como es La Perdiguera.

La ruta la comenzamos en el pueblo de Miraflores de la Sierra, un localidad serrana con mucho encanto, donde poder dar un paseo.  Comienzo andando por la carretera que se dirige hacia el puerto de la Morcuera y al poco rato, me desvío a mi izquierda, para dirigirme hacia la Fuente del Cura, veremos a la derecha una placa conmemorativa a un ilustre del lugar D. Joaquín Aguirre ingeniero de Montes. Bajamos hacia un puente, que cruza sobre el río Guadalix, el cual nace en la Cabecera del Puerto de la Morcuera.  Una vez pasado el puente, vemos a nuestra izquierda al fondo, la famosa fuente del Cura, hace ya tiempo hice una ruta subiendo por ahí, directamente hacia la Najarra, por cierto muy dura la ruta. En esta ocasión vamos a subir al Puerto de la Morcuera, siguiendo las trazas del PR-M 11, y digo las trazas, porque solo las vi al comenzar la ruta y al llegar al puerto, el resto hay que imaginárselo, aunque intente seguir el trazado del servicio Cartográfico. Este recorrido también, va siguiendo una senda local del pueblo, la SL 05, que nos llevará hasta el Puerto en unas 2 horas, las marcas de este sendero son blancas y verdes. Llegamos al embalse de Miraflores de la Sierra, nos sorprende como surgen los arco iris, por las nubes tan cercanas y el sol que tímidamente se asoma y que nos abandonaría al poco, para estar completamente rodeados de nubes.
Sobre las 2 horas desde que partimos del pueblo, llegamos al Puerto de la Morcuera, el día está muy nublado y sopla de lo lindo. Tomamos un poco de almuerzo, como podemos. Vemos sobrevolar sobre nuestras cabezas un helicóptero que debido a las fuertes rachas de viento, parece que se nos viene encima, y no hay donde refugiarse, así que Carmelo y yo, nos metemos donde podemos, hasta que vemos que se aleja afortunadamente sin peligro. En el puerto, veo para mi sorpresa, de nuevo las marcas blancas y amarillas con su número correspondiente de senderos como el PR-M 11 que llevaría hasta el Puerto de Navacerrada haciendo la Cuerda Larga y el PR-M 12, nosotros en el puerto nos desviamos a la derecha para subir por un pequeño sendero marcado por hitos de piedra, hacia La Perdiguera, y vuelvo a dar las gracias a todas las personas que con su esfuerzo, nos hacen más fácil nuestro camino. Pasamos por varios puntos, como el Portachuelo, Los Tres Mojones, Cerro de la Genciana y el Cancho del Águila hasta llegar por fin a La Perdiguera, en unas dos horas desde el Puerto. Una lástima el no poder disfrutar, de sus estupendas vistas, pues estaba completamente cubierto. Ya solo nos queda bajar, por la Cuerda de la Vaqueriza, y esta bajada tiene su aquel, es larga y tendida con fuerte pendiente, el terreno tiene mucha piedra suelta, termina cargando bastante las rodillas, aunque afortunadamente, aguantaron las nuestras. Al fin llegamos a la entrada del pueblo, conectamos con un sendero local el SL 01, seguimos bajando ahora por un trozo campo través, que nos deja en una carretera, la tomamos a nuestra derecha y al poco tenemos que desviarnos a nuestra izquierda, el paso es un poco confuso, pues no se ve casi, está pegado a un muro. Y ya solo queda recorrer un  poco las calles de este pueblo y disfrutar de él. Nosotros llegamos, calados hasta los huesos por las nubes que venían cargadas de agua y nos cazaron en todo el camino. Disfrutad de la ruta, saludos.


Transporte utilizado: Vehículo propio, también se puede realizar en transporte público en el autobús 725 que viene desde el intercambiador de Plaza Castilla.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos








Indice de Dificultad  Muy dura



Distancia: 18,1 km
Desnivel + 924 metros Desnivel - 915 metros
Tiempo total: 5h 40'
Tiempo en movimiento: 4h 32'
Tiempo parado: 1h 08'
Velocidad media total: 3,2 km/h
Velocidad media en movimiento: 3,9 km/h
Ritmo medio total por KM: 19' 01''
Ritmo medio total en movimiento: 15' 15''
Indice IBP Index:  102
















Descargar Track ruta GPX aquí

sábado, 8 de noviembre de 2014

San Agustín de Guadalix por (Acueducto de la Retuerta - Dehesa de Moncalvillo - Cascadas del Hervidero)


Mapa de la ruta










Comentario

Una ruta fácil, para realizar en una mañana y ver cosas singulares muy cerca de la gran urbe como el Acueducto de la Retuerta, Dehesa de Moncalvillo y las Cascadas del Hervidero.

La ruta comienza en el pueblo de San Agustín de Guadalix, desde donde se puede llegar en transporte público. Comenzamos en la parte más al norte de la población, donde termina la zona residencial y deja paso a la naturaleza, aún sin conquistar y ser derrotada por el ser humano. Pobre de ella, que no tiene armas para defenderse en esta gran batalla, que es la civilización. Vamos a dejar la filosofía, que no es lo es tanto, y nos vamos a la descripción de la ruta. Comenzamos con una pequeña bajada a nuestra derecha, por una buena pista, llegamos antes de iniciar una subida a un cruce de caminos, seguimos de frente, nosotros a la vuelta vendremos por el sendero que hay a nuestra derecha junto al arroyo de Navalperal. Llegados a un pequeño alto, nos desviamos a la izquierda y seguimos por una buena pista. Después de unas curvas en bajada, tenemos ante nosotros un maravilloso Acueducto del Canal de Isabel II,  llamado de la Retuerta, vamos hacia él. Pasamos por debajo, y por un pequeño sendero nos sube hacia lo alto. Desde aquí tenemos dos opciones o bajar y continuar hacia el otro lado del Acueducto por su parte baja, o aventurarnos a cruzarlo por arriba. Hay carteles indicadores del peligro que entraña su cruce, y hay que hacerlos casos,  para personas mayores, niños o con problemas de Vértigo, pues la caída es demasiado elevada para salir ileso.  Así que, mucho cuidado en este punto. Se puede disfrutar de él, sin necedad de atravesarlo.  Ahora subimos por un senderillo, hacia  una especie de Faro o Torreón del Canal. Un poco más abajo, entramos en una de las maravillas de la ruta, la Dehesa de Moncalvillo, un lugar con mucha magia,  es hermoso poder disfrutar de un paseo por esta dehesa relajadamente. Llegamos ante la Almenara de los Castillejos, presidida por unas antenas. Desde aquí por un pequeño sendero, vamos a bajar al Cañón del Río Guadalix perdiendo altura rápidamente. Vemos al fondo, un puente sobre el río, que es nuestro destino. Cuando bajemos, no cruzaremos el puente, sino, que nos vamos a la izquierda, para pasar por una especie de columnas, que normalmente no te van a permitir el paso con la mochila puesta, por su estrechez. Un pequeño sendero, nos llevará hasta las mismas Cascadas del Hervidero, otra de las maravillas de esta ruta. Ahora el río Guadalix baja con poco agua, y no se las puede contemplar en todo su esplendor. Hicimos otra ruta,  recorriendo todo el Barranco del Río Guadalix, y en aquella ocasión, pudimos disfrutar de la maravilla de estas cascadas repletas de agua.  Hay que tener mucho cuidado al subir por encima de las piedras de la Cascada, pues están tan pulidas como el mármol, y  te puedes llevar un tropezón si encima están mojadas.  De vuelta, ahora si cruzamos el puente sobre el río, vemos a nuestra izquierda, unos escalones bien formados, que nos dejan a los pies de la Cascada, donde poder contemplarla en toda su belleza. Este lugar tiene también mucho encanto. Subimos de nuevo las escaleras, y ahora vamos a seguir bajando por la margen  izquierda, hasta llegar a una casa del Canal. Donde subimos por unas escaleras, coincidimos con la llamada Senda del Mesto. Esta marcada como sendero Local, con marcas blancas y verdes, viene desde el puente del Río Guadalix, en San Agustín de Guadalix y termina en el Molar. Recorre todo el Cañón del Río Guadalix. Bajamos un poco, hasta dar con otro puente que cruza el río Guadalix, en esta ocasión, lo vamos a cruzar por el más antiguo que se encuentra a la izquierda del nuevo, no tiene barandillas, pero no tiene dificultad su paso, nos reincorporamos a la pista, para un poco más delante de pasar el río, abandonarla a nuestra izquierda por un sendero, en medio de un prado, que nos ira serpenteando en subida, hasta llegar a un cruce de caminos, en el que veremos otro especie de Torreón y si miramos a nuestra izquierda al fondo, veremos el otro Torreón de la Retuerta que pasamos al principio. Bajamos a nuestra izquierda por un pequeño sendero, vemos abajo, un pequeño acueducto, que cruza sobre el Arroyo del Navalperal, no lo cruzamos, seguimos ese arroyo por nuestra izquierda. Es una verdadera maravilla pasear por este sendero, otro de los lugares con magia de esta ruta. Al final este sendero nos dará con nuestra pista que tomamos al principio y de vuelta a nuestro punto de inicio. Disfrutad de la ruta, saludos, antonio.


Transporte utilizadoVehículo propio, también se puede realizar en transporte público. Los Autobuses salen desde el intercambiador de Plaza Castilla.


Época del año recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos




Indice de Dificultad  Fácil 

Distancia: 10,4 km
Desnivel + 273 metros Desnivel - 255 metros
Tiempo total: 3h 33'
Tiempo en movimiento 2h 33'
Tiempo parado: 1h
Velocidad media total: 2,9 km/H
Velocidad media en movimiento: 4,1 km/h
Ritmo medio total por KM: 20' 24''
Ritmo medio en movimiento por KM: 14' 34''
Indice IBP Index:  38
















Descargar Track GPX aquí

jueves, 6 de noviembre de 2014

094 Nucaban: Los Santos de la Humosa a Chiloeches pasando por su Castillo (Segunda etapa de tres hasta Guadalajara)


Mapa de la ruta





Comentario

                                  
El grupo de caballeros andantes, hoy menos numeroso de la normal, parten de la plaza de Benita Santos Juarran  en dirección a la Iglesia Parroquial de los Santos de la Humosa. Dejamos a nuestra derecha la plaza de San Isidro, tenemos el Ayuntamiento a nuestra izquierda, enfrente la oficina de Correos, Policía Local y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.
Por la calle de la Iglesia llegamos al templo-Iglesia Parroquial de San Pedro. Edificación  porticada del S. XVI, que ha sido restaurada. Disfrutamos de las vistas que nos ofrece la situación en que nos encontramos. Vemos Alcalá de Henares con toda su belleza y esplendor, la vega del Henares y todos los demás pueblos, últimos de la Comunidad Autónoma de Madrid y primeros de la provincia de Guadalajara.
Las calles Castillejos y Huerto del Cura, nos acercan a unas escaleras que terminan en el Mirador de la Alcarria y un poquito más adelante el Mirador del Henares.
Los caballeros aventureros y con ganas de experimentar fuertes sensaciones, se adentran por una vereda dentro de un intransitable bosque de encinas, que cierran todos los caminos y se ven forzados a salir del lugar como pueden. Si alguien hace esta ruta mejor obviar esa entrada y continuar por el camino entre los sembrados y las encinas.
Salimos como pudimos y con las consecuencias de la batalla apartando ramas  en nuestra ropa. Continuamos por el borde de la ladera hasta un cruce de caminos. Tomamos el camino de la izquierda señalado con unos puntos azules.
De momento la vegetación retrocede y vemos a nuestra izquierda una especie de capillita de piedra dedicada a la Virgen del Recuerdo, con varios poemas escritos en baldosines algo desgastados por el paso del tiempo.
Tenemos la vista puesta ya en un cerro que observamos a lo lejos que guarda la entrada de Chiloeches, pero antes nos acercamos al vértice del Topón, que algunos intrépidos caballeros escalan hasta la altura máxima.
Los caminos bifurcan en dos indicaciones indicadas con tablillas; una a la carretera próxima y otra al Catillo de Chiloeches. Nos ilusionamos porque sabemos que el ficticio Gran Señor de Ciloeches nos espera en su hermoso y ficticio  castillo para agasajarnos. Pero antes pasamos delante de la fuente de Gonzalo con un chorro del que mana agua fresca y abundante.
Con la seriedad y buen humor que nos caracteriza subimos al Castillo donde con gran boato y ceremonia fuimos recibidos y agasajados por el señor que nos esperaba rodeado de todas sus huestes, mesnadas y servidumbre, a la entrada de la explanada que da paso al Patio de Armas con gran algarabía de pífanos y tambores.
Enamoramos a las bellas damas, como Tirante enamoró a la bella Carmesina o Don Quijote a su hermosa Dulcinea, aunque, con gran sentimiento de nuestra parte, no nos podemos quedar mucho tiempo y ser huéspedes del dueño pues debemos partir casi inmediatamente ya que nos esperan sin demora otras aventuras que no pueden esperar.
Aun así disfrutamos de las vistas que nos ofrece el otero que se  levanta como fiel guardián de la entrada al pueblo por el Oeste. No hay muchas poblaciones en España que tengan un vigía permanente como tiene Chiloeches.
Arribamos a la población y terminamos la gran aventura caballeresca de hoy en el restaurante Josefina, donde damos buena cuenta de las viandas que nos sirven a buen precio.
Hoy los caballeros andantes del grupo NUCABAN se sienten eufóricos, porque si bien la ruta no ha sido larga en exceso, han podido gozar de una jornada soleada de otoño, el goce del sentido de la vista ha sido inmejorable, pues hemos andado por zonas de rastrojo salpicado de encinas que permanecen entre los sembrados como testigos de lo que un día debió ser una hermosa dehesa.
Ruta bonita y fácil que se puede hacer incluso con niños.


Transporte utilizado:  Llegada en Renfe a Alcala de Henares 3.35€, desde aquí tomamos el autobús 275 con destino a los Santos de la Humosa 2€. La vuelta desde Chiloeches a la estación de autobuses de Guadalajara 1.35€, desde ahí bajamos andando hasta la estación de Renfe de Guadalajara que esta como a 1.5 km, y tomamos el tren hacia Madrid 5.40€. Total del viaje 12.10€. Precio del menú en Hostal Restaurante Josefina 9€ en Chiloeches.


Época del año: Primavera, Otoño, Invierno.


Galería de fotos



Vídeo de la ruta








Caballeros Participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Amador, Carmelo.


Indice de dificultad    Fácil

Tiempo total: 4h 24'
Tiempo en movimiento: 3h 21'
Tiempo parado: 1h 03'
Velocidad media total: 3,5 km/h
Velocidad media en movimiento: 4,6 km/h
Ritmo medio total por KM: 17' 03''
Ritmo medio en movimiento por KM: 12' 58''
Indice IBP Index:  46






Descargar Track ruta GPX aquí